Home > Feng Shui > La salud de nuestro hogar

ch_facebookch_twitterSeguinos en Pinterestch_youtubech_linkedin


- - -
Correo electrónico

La salud de nuestro hogar

Antes de comenzar con cualquier técnica de Feng Shui, es importante considerar en nuestras viviendas, la presencia de campos electromagnéticos, tanto los artificiales como los naturales.
salud_casaCuando estrenamos una casa nueva o “una habitación” (ya sea porque la renovamos o redecoramos), su energía pura, limpia, el olor a pintura o madera nueva persistente todavía, hacen que la casa o una habitación, vibre y se llene de luz, invitándonos a permanecer y disfrutar de la energía vital que la recorre fluidamente.
Puede haber un leve desorden o desorganización diaria que refleja que está habitada, pero las cosas no se van acumulando o no se amontonan.
Con el tiempo, la energía de la casa o habitación se puede debilitar sino realizamos periódicamente un mantenimiento de la “caja arquitectónica” que nos contiene y protege.
Puertas y ventanas que “chillan” cada vez que las abrimos o cerramos, pintura cuarteada o descascarada, vidrios de ventanas rotos o sucios – esto último, hay que evitar en nuestro más que cálido verano…, cuando los rayos solares inciden sobre el paño vidriado sucio, éste, al estar opacado por las partículas de polvo, absorbe  mayor cantidad de energía solar, irradiándola al interior de la vivienda, aumentando así, su temperatura y, en un caso extremo de suciedad, los cristales comunes pueden estallar.
Una de las tareas que no se puede postergar o, como comúnmente podemos decir “hacer la vista a un lado” u “ocultar tras una planta, cortina o mueble”, es la de eliminar esa mal oliente, estéticamente desagradable “mancha de humedad”, reparando lo mas pronto posible la causa que la originó, sea cual fuera.
Esta área húmeda, con el tiempo, no solo deteriora la capacidad aislante y resistencia del material de construcción, sino que, se transforma en el hogar de miles de colonias de hongos, tóxicos de por cierto, cohabitando “no en armonía” con nosotros, afectando  de esta manera nuestra salud, tanto física – enfermedades en las vías respiratorias y alergias – o, emocionales, ya que su aspecto estético es deprimente…
Cuando encontramos espacios que son demasiado “yin” (*), – tristes, oscuros, frìos o con “olor a humedad” o encierro – donde la atmósfera se percibe pesada y no queremos permanecer ahí por mucho tiempo más, es el momento indicado para energizarlos y dejar entrar la energía vital “yang” del sol y del suave viento, para que revitalicen armoniosamente cada uno de los espacios interiores de nuestro hábitat.
Si usamos el equipo de aire acondicionado sin tener la costumbre de ventilar, aunque sea una vez al día – lo ideal es por las mañanas antes de que el entorno se contamine -, terminamos respirando aire reciclado, estancado al final de la jornada y, si tenemos la constancia de limpiar el filtro del aparato periódicamente, no solo obtendremos una mejor calidad de aire, sino también, un interesante ahorro de energía eléctrica.
Lo aconsejable en Feng Shui es, también, mantener las habitaciones bien iluminadas, tanto de día como de noche, en especial, aquellas que poco o nada frecuentamos. Pero para reducir el daño que le estamos haciendo a nuestra atmósfera, por la cada vez mayor demanda de generación de energía eléctrica, al caer el sol, hagamos uso racional de ésta, solo iluminado aquellos espacios que permanecemos y nuestra madre tierra nos lo agradecerá.
De aquí en más, diariamente, avoquémonos a que nuestras habitaciones, estén, por lo menos, bien iluminadas por la luz natural. Es “económica”, cálida y beneficiosa para nuestra salud, ya que fija las vitaminas que incorporamos en nuestra alimentación de todos los días y, además, el sol es bactericida y revitalizante natural, no solo beneficioso para nosotros sino también, para los espacios en que vivimos y trabajamos.
La energía eléctrica puede alimentar nuestro confort cotidiano, pero también, puede afectar nuestra salud cuando, inconscientemente o no…, nos exponemos por mucho tiempo a su campo de fuerza.
Antes de comenzar con cualquier técnica de Feng Shui, también es “importantísimo” considerar en nuestra vivienda, la presencia de energía electromagnética artificial generada, por ejemplo, por televisores, equipos de música, “relojes despertadores eléctricos” (por estar ubicados cerca de nuestras cabezas cuando dormimos…), o computadoras (**)y, la energía electromagnética natural, proveniente de la tierra.
La distorsión o ruptura de la radiación electromagnética natural que emana la tierra, ha aumentado el estrés geopático. (***)
Esta inestabilidad energética, se genera por las “indiscriminadas perforaciones o excavaciones subterráneas” y las “cicatrices” en su superficie que, el hombre, en “pos del progreso”, le ocasiona al planeta tierra.
Al trabajar con la brújula en la ubicación de los puntos cardinales sobre nuestra vivienda, donde se alojan “las nueve casas del Bagua” y su significado, desconectemos todo aparato electrónico que pueda desviar el norte magnético de la misma.
(*) El “ying” y el “yang” son términos interactivos que se utilizan para comparar todo lo que existe en este mundo. Son fuerzas complementarias pero opuestas. Una no puede existir sin la otra. Ante el predominio de una de estas fuerzas sobre la otra, se genera un desequilibrio energético. Se dice que una casa para que este en armonía, por consiguiente sana, debe tener tres partes de yang y dos de ying.
(**)Una forma simple de detectar el campo electromagnético de un aparato electrónico y, comprobar su alcance, es la siguiente:
Por ejemplo, un televisor. Desconectarlo primero y luego pararnos en frente a éste con una brújula. Buscar el norte magnético con la misma. Cuando lo ubicamos, siempre apuntando con la brújula al televisor, lo encendemos. Vamos a ver como se desvía la aguja!….
Luego, para comprobar el alcance de su campo de fuerza, nos vamos apartando del televisor, hacia atrás y lentamente, hasta que la aguja vuelva a marcar el norte magnético.
(***) La Bau-Biologie – teoría alemana – trata sobre los efectos llamados “corrientes negras”, supuestas responsables de las enfermedades que afectan aquellas personas que descansan o trabajan sobre o rodeadas de ellas.~
Texto: Dis. de Interiores Ana Thorschmidt
 

Ricardo Ospital - glamout1

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

 

 

banner-obras

 

Noticias

Lanzamiento Galaxy Alpha

News image

Bajo la consigna “el momento de empezar algo nuevo es ahora” Sams... [+]

Nuevo USB reversible

News image

Lo que queda de este año traerá una de las novedades tecnológicas... [+]

Drones para casa

News image

Los conocidos drones (en inglés, abejorros), que en los últimos t... [+]



Registrate y recibí nuestro Newsletter





SIOC

Agenda

Del 24.04 al 11.05

FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO
La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires 2014 celebrará su edición número 40 y ...

Leer Más...

Del 05 al 08.05

ENIARTE ARTE DECORATIVO XVII
Encuentro de artistas, talleres, empresas, aficionados al Arte Decorativo en todas sus disciplinas y público en ...

Leer Más...

Del 10.05 al 11.05

EXPOHOGAR 2014

En su cuarta edición se ha consolidado como la exposición referente de arquitectura, diseño, decoración y construcción de ...

Leer Más...
Pinturerías Crear