eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Con-sello-propio-Arq-Juan-Pablo-Vesprini

En esta moderna vivienda, el arquitecto Juan Pablo Vesprini logra imprimir su propio sello a la tendencia racionalista.


La casa está ubicada en realidad en las afueras de La Plata, en una zona residencial emergente, Don Carlos. A la hora de diseñarla, además de pensar en cubrir las necesidades de sus futuros habitantes (un matrimonio con tres hijos) y de tener en cuenta las dimensiones del terreno (16 x 34 metros), el arquitecto tuvo que ceñirse a las pautas urbanísticas de la zona (retiros de frente y de ambos laterales) y considerar también la estética del lugar que, aunque no lo sea de hecho, posee varias de las características de un barrio cerrado. Una casa de impronta racionalista –la dominante en estos barrios-, compacta, con ambientes que se abren hacia el jardín perimetral, fue la decisión justa para cumplir con todos estos requisitos.
Aunque el racionalismo arquitectónico surgió en Europa luego de la Primera Guerra, poco tiempo después, quizá debido a sus bondades económicas y a su plasticidad, se afianzó como una corriente internacional que incluso hoy en día es dominante y que todos podemos reconocer por sus formas geométricas simples con criterios ortogonales, su ausencia de excesos ornamentales y un repertorio de materiales bien definido: acero, hormigón y vidrio. O sea, la típica casa moderna.


Notarán que la que nos ocupa se aparta de esta norma, o para decirlo de otro modo, no entra en la grilla racionalista con tanta facilidad. Y es que el arquitecto ha introducido una notable innovación: concretamente, integró al hormigón armado a la vista, la madera y el vidrio, el uso del ladrillo común visto acentuando la horizontalidad en cada hilada (no se usó junta vertical exterior). Estos materiales en el interior se complementaron con el uso del color blanco. De este modo, el ladrillo aporta su reminiscencia tradicional y local al rasgo internacional del estilo arquitectónico moderno.
En cuanto a la distribución, aprovechando la buena orientación del lote, en planta baja las áreas sociales se organizan al noreste y los servicios al sudoeste, de forma de lograr las mejores condiciones de asoleamiento y de relación con el espacio exterior. Es así que el estar-comedor, la cocina- comedor y la galería se abren al contrafrente; mientras el acceso, el lavadero, la sala de máquinas y el multiespacio pensado entre otras cosas para guardar los autos, se recuestan sobre el frente, siendo la escalera la encargada de articular funciones y organizar circulaciones.
De la misma forma, en planta alta, esta espina dorsal demarca dos áreas bien diferenciadas, la de los tres hijos varones por un lado (tres dormitorios, baño y biblioteca) y la del matrimonio (suite con terraza y vestidor), por otro.
Morfológicamente, se ideó un volumen compacto en planta alta para contener el área privada de la familia, mientras que la planta baja se diferenció del mismo por un corte en altura de la masa de ladrillo. Este gesto permitió resolver las distintas superficies de los paquetes programáticos (privado y público) y le quitó peso al conjunto.

En lo que respecta a la decoración, repite el gesto de la fachada a través de la puesta en funcionamiento de cuidados detalles. La cocina se resuelve en un clásico enfrentamiento de mobiliario blanco y negro en el que se destaca la lámpara de un rojo shocking alucinante. En el estar-comedor, a la luminosidad natural provista por los grandes ventanales se une la del blanco dominante en paredes, cortinas y cielorraso, de manera tal que ni los sillones ciruela del estar ni las modernísimas sillas negras oscurecen el ambiente. Los cuadros, de un pop neto, aportan un elemento lúdico al ambiente. La pared de hormigón visto y la alfombra al tono sectorizan el espacio del estar.
Los baños (salvo el de la suite) se resuelven con venecitas de colores, madera en los muebles y bachas de cerámica esmaltada blanca. En las habitaciones de los niños, el blanco, el rojo y el negro son los colores clave. Los posters vuelven a referirse al estilo identificado con Andy Warhol. Todas tienen piso de madera y mucha luz. La suite destila claridad y buen gusto por donde se la mire.
Así, a través de gestos que pueden parecer pequeños, como detalles en la decoración y la cuidada elección y tratamiento de los materiales, un estilo extendido y transnacional como el moderno, se vuelve personalísimo y se afinca en su entorno.•

 

Fotos: Leandro Arévalo
Texto: Soledad Franco


[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Vivienda Unifamiliar
Ubicación: Don Carlos, La Plata
Terreno: 16 x 32 m.


[ PROYECTO ]
Arq. Juan Pablo Vesprini
22 Nº 2181 510 y 511
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
(221) 440 9586

 

Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina