eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Cariló. Diseñada por Ariel Galera y su equipo de arquitectos, esta casa consigue dar cabida al desarrollo de un programa exhaustivo robándole  pocos metros al terreno y ofreciendo múltiples posibilidades de habitar.

La casa fabulosa que usted ve fue construida en el barrio Constancia de Cariló frente a la reserva forestal. Impala –bautizada así por los arquitectos- se presenta como una caja que se acopla al entorno sin perderse en él. 
Las líneas rectas de su fachada, en la que se combinan el hormigón visto, la piedra en tonos de gris, la madera en pilotes y persianas y, sobre todo, mucho vidrio, se divisan entre los troncos de los árboles que enmarcan  la propiedad y el verde del follaje y del césped sin contrastar. A la vez, tampoco se perciben intenciones miméticas. 
El predio cuenta nada más y nada menos que con 1193 m²; la vivienda ocupa unos módicos 435. Módicos si se considera la envergadura del programa puesto en escena para satisfacer las necesidades de los clientes. 
Si éstas, en un principio, se acotaron a tres dormitorios en suite, una habitación de servicio, un área que oficiara de playroom/sala de proyecciones y un quincho; más tarde, ya con la obra en curso, la familia deseó agregar un sauna, ducha escocesa y sala de masajes.
El sencillo expediente de la estructura en forma de caja fue el que permitió dar cabida a todos estos deseos evitando un desarrollo rizomático del edificio que hubiera necesitado de muchos más metros cuadrados.
La notable pendiente transversal que caracteriza al predio, lejos de ser valorada como un obstáculo, fue aprovechada por el equipo de arquitectos al máximo: por un lado para complejizar la forma simple de la caja; por otro, el desnivel fue usufructuado para acentuar divisiones funcionales y  proveer de vistas de lo más interesantes a cada área.


Así, desde el frente, la casa se apoya en el terreno únicamente a través del zócalo en el que se ubican los servicios, quedando la entrada principal bastante más elevada. En la contrafachada ocurre lo mismo, aunque aquí la edificación se va vinculando suavemente con el terreno por medio de la dilatada piscina con solárium. 
El objetivo de ofrecer siempre las mejores vistas se plasmó –además de en la implantación en tira- en la distribución funcional de las áreas: en el primer nivel se disponen las de uso más social; a saber: estar, cocina, comedor y un quincho con parrilla concebido como continuidad de los anteriores estancias a las que vincula con el deck y la pileta. Idéntica función tiene la galería semicubierta que abarca todo el ancho de la construcción. De este nivel parte la escalera en voladizo que conduce al superior.
En el nivel superior van a disponerse las tres habitaciones en suite más áreas de apoyo. También este nivel es recorrido en su totalidad por una galería que en lugar de techo cuenta con una pérgola, de manera de permitir los más variados juegos con la luz solar.
Huelga decir que en ambos niveles el vidrio es el material predominante favoreciendo una más que fluida comunicación con el parque.
En el nivel 0, aquel que en alguno de sus tramos se halla soterrado, se encuentran las áreas de servicio y el garaje. Se puede acceder a él por una entrada independiente y desde el interior.
Como se ve, la distribución –una función macro por piso; es decir, servicios, público, privado- y el hecho de que la vivienda cuente con tantas posibilidades de acceso a sus distintos niveles, auspicia flexibilidad en los modos de habitarla, permite tiempos compartidos, privacidad e independencia.
En cuanto a los materiales, nada se disfraza. Son de una nobleza acorde el proyecto y forman parte insoslayable de una decoración que se resuelve con muy poco, dejando las notas de color al paisaje y a la luz que penetran a través de los vidrios. Sobre el hierro, la piedra, el aluminio de barandas y muebles, la madera y hormigón visto, alternado a veces con estuco, se imprimen la variación de luces y de sombras; los cambios de color en el follaje de acuerdo a las estaciones forman parte de los interiores.
Así, con una planificación sencilla que pese a su flexibilidad no deja nada librado al azar, el Estudio Galera consigue satisfacer un programa exhaustivo con toda elegancia.

Fotos: Diego Medina
Texto: Soledad Franco

[ INFORMACIÓN ]
Nombre del proyecto: Casa IMPALA
Tipo: Vivienda unifamilar
Ubicación: Carilo, Partido de Pinamar, Bs As
Superficie construida: 435 m2
Año de construcción: 2014 - 2016

[ PROYECTO ]
Arquitecto: Ariel Galera
Sitio Web: www.estudiogalera.com
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tarquini

Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina