eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

C.A.B.A. En una tranquila calle del barrio de Saavedra, un portón de chapa perforada oxidado deja su marca en la primera etapa de reforma de este antiguo chalet reciclado, obra del Estudio Machelett y Mercedes Roza asociada, donde se plantea aggiornar la construcción de una vivienda típica de los años 40 a la vida contemporánea.

La idea de la reforma de esta vivienda de 94 m², realizada por el estudio Machelett Arquitectos y Mercedes Roza asociada, partió de la premisa de integrar casa/jardín en un mismo espacio. La síntesis de expresión de la casa es la conjugación de los materiales: madera, hierro, vidrio y hormigón, dando como resultado un estilo vintage- fabril. Bajo esta premisa se pusieron en valor muchos de los materiales de la casa, como los pisos de madera y las carpinterías, que se las llevó a su color natural para darles mayor integración al proyecto. 
El frente integral de hierro sobre la línea municipal delimita clara y fuertemente, cual muralla, el espacio público de la ciudad con el privado de la vivienda. El portón propone una sutil permeabilidad visual por medio del diseño calado, preservando la intimidad y espacialidad del interior de la vista urbana. A su vez, la sistematización del calado aligera la pesadez del hierro.


Al abrir la puerta de ingreso, se tiene un paneo general de la casa y el modo en que están integrados los espacios. Rompiendo con la idea de límite, la propuesta fue extender las visuales para llegar con la mirada hasta el jardín. Por ese motivo se demolieron diferentes paredes y se dejó a la vista la estructura de hormigón, como en las columnas de la sala de estar, que antes tanto se escondía. Así, la antigua circulación del chalet (un pequeño pasillo que nucleaba cinco puertas que distribuía a diferentes ambientes), desaparece, dando lugar a un espacio amplio, único y flexible, y que, gracias al panel de madera de laurel, abre el recinto destinado al estudio a los ambientes públicos. 
Además, otro de los resultados de la remodelación fue lograr un juego de sensación de niveles con las diferentes alturas de los cielorrasos. Las molduras de yeso se recompusieron en los diferentes lugares, revalorizando un elemento de la casa original, al igual que el parquet del piso. La parte nueva se resolvió en hormigón alisado color gris, que junto con las columnas que se dejaron en hormigón visto forman un dúo irremplazable. En tanto, el mix de muebles modernos y luminarias vintage que se eligieron en los distintos ambientes, refuerzan la atmósfera fabril. 
Atravesando la sala de estar, y antes de llegar a la cocina, se encuentra el estudio, que se amplió hasta la medianera, se recuperó y se puso en valor el piso de madera existente. Además, se demolió la pared que lo separaba del living, reemplazándola con una puerta plegadiza de madera de guaya, dando la opción de incorporar el ambiente al living cuando los propietarios no están trabajando. 
El baño es el único sector de la casa que quedó como legado del dueño anterior. Se decidió ponerlo en valor, recuperando el piso de granito negro, reemplazando los artefactos y griferías por unos nuevos. Además, se reemplazó la pileta pie de losa por un vanitory en piezas de hierro galvanizado, diseño de las arquitectas.
Siguiendo la idea rectora de la remodelación, el eje del diseño está basado en la idea de los propietarios de vivir la casa como un único y gran espacio. La cocina se amplió al patio con unos ventanales de hierro repartido, y hacia el interior de la casa, incorporándose sin puertas al resto de los ambientes. Se planteó como un lugar de reunión, en donde los propietarios pueden compartir con sus invitados mientras cocinan. Aquí en este espacio no existe el límite virtual.
Este ambiente se resolvió en forma de L, con un sector de cocina y otro de preparación, donde los muebles tienen alacena y bajo mesada enchapados en madera de petiribí; la mesada de Silestone blanco se acopla con la alzada, que se resolvió con azulejos 15x15 con junta negra. En el centro del espacio, una mesa de madera con tapa de mármol de carrara sirve como isla, y lugar de comensales. El piso de hormigón alisado y las lámparas de cobre y chapa vuelven a reafirma el estilo vintage fabril que se vuelve protagonista en los otros ambientes de la morada. El resto de las paredes se pintaron de color blanco para generar mayor contraste y un ambiente luminoso.
Respecto al sector privado, en el dormitorio se incorporaron puertas de hierro con vidrio repartido y persianas metálicas de locales comerciales, ambas pintadas de negro mate, pensadas para lograr la fusión con las plantas del jardín. La pared cabecera de la cama se picó, dejando el ladrillo existente a la vista. A diferencia del resto de los ambientes, se decidió jugar con la instalación eléctrica con caños de hierro visto, logrando una unidad con el hierro y el ladrillo a la vista. 
Tanto la cocina como el dormitorio pierden el límite con el patio, constituyendo un único espacio. Los ventanales de hierro plegadizos hacen que el espacio fluya y el verde ingrese al interior de la vivienda.
La terraza, antes prácticamente sin uso, pasó a ser la soberana de la casa. Se convirtió en un espacio que convoca a los amigos, y es el lugar perfecto para recibir la gran variedad de plantas que irán creciendo y expandiéndose por toda la casa. Junto con el patio, invitan a quedarse y sentirse en un oasis verde. Para reforzar esta idea, se prepararon grandes macetones con tachos de construcción de hierro, y se armaros ménsulas donde cuelgan las luces en guirnaldas.
Hasta aquí la remodelación llevada a cabo, que se propuso la premisa desafiar los límites espaciales, virtuales, construidos, interiores y exteriores, decorativos, y la lista sigue. 
En un futuro se prevé continuar con una segunda etapa, para la cual se dejaron preparadas todas las instalaciones; el hierro y los materiales en seco armaron una segunda planta. Además, se prevé la demolición del baño para seguir unificando los espacios y la incorporación de una pileta y dos habitaciones.
Una vivienda intervenida con una serie de reformas que intercomunicaron y abrieron espacios, con materiales nobles y una estética vintage fabril que revela un distinguido diseño en cada rincón. 


Fotos: Leandro Arévalo

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Reforma Vivienda unifamiliar
Ubicación: Saavedra, C.A.B.A.
Superficie construida: 94m² 
Año: 2016

[ PROYECTO ]
Estudio Arqs. Machelett
Mercedes Roza Asoc.
Teléfono: (011) 42537231 / 42534674
www.machelettarqs.com.ar

AD_SENSE_txt_img_Col3

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina