eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
espacios-magicos-est-QMLC

Obra de los arquitectos Lucía Cicchino y Quique Martínez para el estudio QMLC, esta casa propone espacios mágicos, ideales para hacer de la vida diaria un estado de permanente disfrute.

Ubicada en un pequeño un barrio cerrado en la localidad de Gonnet, en la ciudad de La Plata, la moderna casa que usted ve fue diseñada no a la medida de los requerimientos de la pareja de felices propietarios que hoy la habitan, si no a la de sus sueños. El matrimonio adulto en cuestión quería una vivienda que fuera funcional a su modo de vida, es decir, que tuviera las comodidades necesarias para que pudieran desarrollar sus actividades diarias y contara además con espacios aptos para concretar los infaltables encuentros con familiares y amigos.
Los arquitectos respondieron con algo más. Porque amén de ofrecer privacidad en relación a los vecinos y, al mismo tiempo, una fuerte vinculación con el verde del entorno; amén de estar dotada de amplias estancias de uso común y de aquellas cuyo destino privado es cabalmente favorecido por una sabia distribución; amén de estas bondades del diseño, su concretización mediante la selección y empleo de materiales entre los que la luz natural y el agua ocupan un lugar tan importante como el hormigón y el vidrio, dio como resultado esta vivienda donde cada espacio es mágico, idóneo para volver amable cualquier situación que tenga lugar en él.


Así, la fachada totalmente ciega y monocromática combina diferentes texturas y protege en parte el acceso retirado que es acompañado por un muro revestido en piedra blanca. Este acceso está franqueado (a la manera de los castillos medievales) por un espejo de agua que se atraviesa mediante unas placas de hormigón también blancas apenas separadas entre sí, lo suficiente como para permitir ver el agua por debajo.
La serenidad creativa de la entrada preanuncia un interior en el que los límites comienzan a desdibujarse: las estancias de uso más social se conectan directamente con el parque mediante una carpintería de aluminio de tres hojas de piso a techo cuya potencia lumínica puede tamizarse- de ser necesario- mediante un volátil cortinado de gasa. Detrás de él, se disponen la pileta y el quincho (diseñados para formar parte de la casa con el mismo derecho que, por ejemplo, la cocina o un baño) con solados y semicubiertos que permiten la adecuada transición entre interior y exterior.

Las estancias más privadas (dormitorios y estudio) se organizan en una tira y se conectan con lo público a través de la circulación –también vidriada- que rodea el espejo de agua, especie de fuelle entre los distintos usos.
El área social es un gran espacio de 3,40 metros de altura cuya cubierta se apoya en una raja de vidrio confiriéndole, más allá de la luz, una sensación de liviandad. El comedor, una estufa hogar y una altura más acotada articulan la cocina con el living y con una sala de TV. Esto permite que las áreas estén integradas pero se diferencien entre sí.
La monocromía de los materiales –el blanco señorea cielorrasos, pisos y paredes- establece una continuidad natural entre los distintos ambientes. Por otra parte, el uso de texturas, colores y un mobiliario que es el fruto de combinar con libertad y buen gusto diversos estilos, genera un carácter específico para cada rincón sin dejar de colaborar con el buscado efecto de continuidad.

En el estar, por ejemplo, los sillones, la mesa, la lámpara de pie y hasta los cuadros que le sirven de marco se inscriben por entero dentro de los clásicos del diseño moderno. La alfombra clara de pelo largo y desgreñado aporta un halo de sutil suavidad, mientras que las arañas que penden del cielorraso y la piel extendida más allá del diván gris confieren al conjunto una impronta señorial pero a la manera del campo. Esta cuidada amalgama decorativa se verificará en cada espacio, aunque el acento se pondrá siempre en uno u otro de los elementos que la componen.
Muestra de esto es el recibidor en el que la silla, la mesa, el espejo enmarcado y aplique de pared estilo provenzal (simplificación del estilo de los Luises) se destacan sobre la colorida versión moderna de una alfombra tradicional.
Este mismo estilo de sillas tapizado en colores smoking (que aparece también en las habitaciones para quebrar su isotopía neutra) aporta su alegría a la mesa de vidrio del comedor, espacio que adquiere una función transicional entre el ya descripto del living, la cocina definitivamente moderna y el salón de TV, de corte más pop.
Cada elemento ha sido pensado para generar espacios únicos que, dentro de una casa cómoda, que utiliza el agua y la luz como materiales insoslayables de su realización, se vuelven espacios mágicos, espacios que parecen provenir del arte de la magia.•

Fotos: Leandro Arévalo
Texto: Soledad Franco

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Vivienda unifamiliar
Ubicación: Gonnet, La Plata.
Sup. terreno: 970 m²
Sup. cubierta: 235 m²
Sup. semicubierta: 90 m²

[ PROYECTO y DIRECCIÓN ]
Estudio QMLC ARQUITECTURA
Arq. Lucía Cicchino
Arq. Quique Martínez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
(0221) 15 522-4949 / 4634073

 

AD_SENSE_txt_img_Col3

 

 

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina