eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
85-casa2-portada

Un proyecto, enraizado en una zona residencial de City Bell, basado en la búsqueda de un lugar de encuentro, que permita el disfrute de diversas intensidades y energías. Un solar que pone a sus ocupantes en una relación más intima con la naturaleza.

Tres pautas bien claras: confort, diseño y seguridad se materializan a través de este proyecto de impecable modernidad. Una vivienda donde el arquitecto Fernando Vigil narró una nueva historia cotidiana para sus propietarios, un matrimonio con dos pequeños hijos. Esta propuesta se cristaliza a través de una arquitectura despojada, no sólo como elección estética sino como principio ético de valoración de un uso racional de variados materiales naturales, que se incorpora armoniosamente al paisaje con voluntad de pertenencia. Una casa que, además, es “inteligente”, donde todos sus servicios están digitalizados a través de un sistema computarizado que se opera desde una pantalla de LCD empotrada en la pared con control inalámbrico portátil o desde un teléfono celular. Su fachada principal expone una síntesis formal cuya austeridad geométrica no compite con su entorno urbano. Su poca transparencia habla de una casa que se vive hacia adentro. Introvertida e íntima, el diseño arquitectónico de esta casa oculta un juego dinámico de planos y volúmenes. Figuras plásticas puras que se abren, sugestivamente, hacia su contrafrente. El eje de simetría de la planta es alterado por un muro de piedra – taco San Luis – que se lee desde la fachada del frente, atraviesa la vivienda y, en el interior, sólo toma la forma del mismo al llegar al quincho. Un ámbito totalmente independiente de la vivienda con equipamiento y servicios completos.
Articulando ambas construcciones, un parque de impecable diseño paisajístico ofrece diversos rincones para explorar y disfrutar. Un espacio al aire libre que prolonga las visuales generadas desde cada uno de sus interiores.

Una cristalina plaza de agua - piscina con borde infinito con un deck solárium de madera de lapacho - recorta el verde de este pintoresco jardín, capitalizando la intensión de anular los límites que propone toda propiedad. Aquí, son protagonistas las líneas simples, las dimensiones amplias y la pulcritud de su diseño.
El trazado de la planta general se organizó por medio de dos amplios y luminosos niveles, distribuyendo en el piso superior las áreas más privadas – tres dormitorios, el principal en suite – y, en la planta baja, los sectores más sociales – estar, comedor, cocina abierta, área de servicios y, por circulaciones diferentes, una cochera para dos automóviles y un depósito. Adentro, la ambientación refleja rigurosamente el alma de sus moradores. Nada de estridencias, nada de ostentación. La caja es blanca con elocuencia. No sólo las paredes y techos transmiten claridad a raudales sino que, además, casi la totalidad del mobiliario mantiene ese registro. Sólo fueron suficientes unos pocos detalles de buen gusto para imprimir un touch de color. En un mismo espacio, el estar y el comedor son las estancias con mayor presencia, y no sólo por su función social y familiar. A nivel arquitectónico, tienen la fuerza que aporta la línea de ventanales casi al ras del piso. Planos acristalados, permeables a la luz del sol, que soberbiamente desdibujan las fronteras entre el interior y el exterior. La cocina es bien funcional y con un equipamiento de última generación. En uno de sus laterales, se abre al comedor a través de una isla rectangular, escoltada por banquetas de modernísimo diseño. Las interesantes dimensiones del dormitorio matrimonial, en suite, no impiden que una precisa combinación de muebles contemporáneos y que su composición estética diera pie a una cálida ambientación.
A su cuarto de baño se le dio la categoría de “spa”, con antebaño, baño y espacio húmedo, con hidromasaje doble y ducha separada.
Un refugio íntimo, ambientado con colores apacibles como el arena de las paredes de porcelanato brillante con una guarda de aluminio en forma de burbujas en tonos beige y verdes. Para el cuarto de baño de cada uno de los niños, en cambio, se optó por una ambientación alegre, con mesadas de Corian color naranja, de diseño propio, y venecitas de vidrio con guardas haciendo juego. Las acertadas intervenciones y su propio encanto hacen de esta residencia un refugio especial. Otra prueba de que la simpleza es sinónimo de buen diseño arquitectónico.

Imperclor
La piscina de unos 31m² (3 en hidromasaje y 28 en piscina), se integra al estilo minimalista de la propiedad, formando parte el conjunto casa-piscina-parque. Tanto la piscina como el jacuzzi cuentan con un sistema integral de calentamiento de agua a través de calderas, con la versatilidad de poder optar por independizarlo si se desea con un simple movimiento de válvulas.
Su borde infinito, además de cumplir con un rol importantísimo en el mantenimiento del agua, brinda la sensación de que el agua se escurre en el césped, unificando todo el conjunto.
El hidromasaje y la piscina cuentan con luces subacuáticas, lo que embellece aun más el conjunto mencionado. Fue revestida por completo con mosaico veneciano. La construcción fue con materiales tradicionales: hormigón armado para la platea de fundación, columnas y vigas intermedias, y mampostería en ladrillos comunes.~
Ricardo Murro y Fernando Rapallini

Carolina Francia | Arquitecta paisajista
Un concepto de estética formal, acompañando las líneas netamente puras y modernas, sumado a una paleta de colores muy reducida que oscila entre los marrones, ocres y verdes neutros, fueron las premisas para la concepción de diseño del espacio exterior.
Se buscó una propuesta general, con especies plantadas sobre los bordes perimetrales de la casa. Un macizo de agapantos (flor de navidad) sobre el lateral de la piscina nos avisa la llegada del verano, estación de floración. Otras especies ornamentales como phormium tenax variegatum (Formio), se pensaron contenidas en macetas de fibrocemento rectangulares, otorgando la presencia de objetos en el jardín. Arbustos y phormiums tenax bronce, plantados linealmente, acompañan la perspectiva que se genera desde el quincho de la casa y también desde el interior de la misma hacia el final del parque.
Se utilizaron: arbustos, árboles, caña tacuara en macetas, agapantos y papiros.~

Texto: Dis. de Interiores Ana Thorschmidt
Fotos: Leandro Arévalo

PROYECTO
Arquitecto Fernando Vigil
Colaboradores:
Arq. Javier Sosa | Arq. Yanina Pedrini
Tel: 221.15.420.5002
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina