eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
juego_dinamico

Una audaz propuesta, cuya simplicidad geométrica, se oculta tras la aparente complejidad de un juego sereno y, a la vez, dinámico entre llenos y vacíos.


Esta cautivadora propuesta, claro ejemplo de la célebre frase del arquitecto Le Corbusier, quién define a la arquitectura como “un juego inteligente y magnífico de los volúmenes reunidos bajo la luz”, se cristaliza, con originalidad estilística, dentro de un conjunto de impecable modernidad. 
Rescatando sutilmente características racionalistas-neoplasticistas, esta casa y consultorio, dialoga sin estridencias con su entorno barrial y natural en la ciudad de Gonet, La Plata, donde, afortunadamente, la naturaleza se impone todavía… 
Los arquitectos Barandiarán trazaron un proyecto que rompe armoniosamente con la mayoría de las elecciones estilísticas de la zona.
El partido adoptado, logra materializarse a través de un todo equilibrado, donde predomina la voluntad de jugar y experimentar con medios estructurales mínimos, resolviendo idóneamente espacios, formas y lenguajes en un impecable trabajo de síntesis.


Este proyecto, desarrollado íntegramente en un solo nivel, presenta un interesante programa destinado a satisfacer las necesidades habitacionales de un matrimonio con hijos, en plena etapa de crecimiento, y un ámbito laboral – consultorio con entrada independiente pero vinculado internamente con la vivienda.
La fachada principal, de gran variedad plástica, expone la síntesis formal a la que se puede llegar al momento de diseñar.
Una audaz propuesta, cuya simplicidad geométrica, se oculta tras la aparente complejidad de un juego sereno y, a la vez, dinámico entre llenos y vacíos.
Sus planos y muros portantes, ligeramente calados, responden a los sectores privados – dormitorios y consultorio -, donde la relación con el exterior necesita estar más controlada.
Potenciando este diálogo fluido entre modulación y policromía, una delgada cubierta, suavemente inclinada - a escala barrial en su frente, elevándose luego, hacia la parte posterior de la casa -, da la impresión de estar levitando mágicamente sobre el conjunto.
La entrada principal a la residencia, concebida como un ingenioso juego de opuestos, permite el paso fluido a un liviano y luminoso recinto que continúa en un espacio semicubierto – galería – que aporta gran parte de la luz natural que recibe a quien llega. La estructura independiente de las columnas y vigas de metal que configura los sectores más sociales de la casa –cocina, comedor y estar–, conforma un amplio y diáfano espacio, de casi doble altura que se abre completamente hacia la galería. De esta manera, a través de los grandes planos acristalados y permeables a la luz del sol, que articulan la galería con el área social, se genera una nueva libertad visual y espacial, al permitir que sus ocupantes experimenten una relación más íntima y distendida con el verde intenso del profundo parque.

Austeridad como norma. Esa fue una de las premisas a la hora de generar el proyecto y, también, al momento de trabajar la arquitectura interior. La expresión de este concepto estético, fue tomando cuerpo en los diferentes ámbitos de esta obra, pensada desde el interior al exterior.
No se trató de sólo decorar, sino también, de brindar carácter a la casa, por medio de una ambientación muy liviana para no interrumpir la vista de cada espacio.
Los pisos fueron trabajados con un calcáreo símil Piedra París, cuyo tono contrasta fantásticamente con las paredes engamadas en los ocres. De este modo, toda la carga cromática quedó circunscripta al mobiliario de clara impronta contemporánea y al equipamiento de alta tecnología.
Para los generosos ventanales, se eligió cortinas roller, que se despliegan completamente para no desaprovechar la intensa transparencia que los cristales proponen, porque, incluso con las cortinas cerradas, la mirada furtiva no deja de posarse en el paisaje.
El estar, el comedor y la cocina, invitan a compartir momentos muy amenos e informales, con amigos o en familia, ofreciendo una cuidadosa sucesión de posibilidades que se encadenan y se ofrecen para un rato más de disfrute, como, por ejemplo, el comedor, equipado con una mesa de madera rectangular y una serie de gráciles sillas plegables, muy apropiadas para las diarias y nutridas reuniones familiares.
Una obra que no deja de mirar a los clásicos Mies van der Rohe y Le Corbusier, para conseguir una atemporalidad que la aleja de las tendencias con fecha de caducidad.~

Texto: Dis. de Interiores Ana Thorschmidt
Fotos: Leandro Arévalo



PROYECTO:
Arq. Raúl Alberto Barandiarán
Colaborador: Arq. Luis Barandiarán
Calle 56 N° 378 depto A
Tel: (0221)425-7103 - (0221) 15-5566772
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina