eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Naturalmente-ultramoderna-Drozdov-Partners-Andrey-Avdeenko

Creada por el prestigioso arquitecto Oleg Drozdov y su equipo, esta modernísima vivienda deslumbra por la conexión que establece con la naturaleza.

Járkov se encuentra en el noreste de Ucrania y es la segunda ciudad más grande del país (la primera es Kiev, su capital). También es uno de sus principales centros industriales, culturales y educacionales. Allí, en un barrio privado de las afueras, se levanta esta vivienda unifamiliar de nada menos que 513 m² construidos sobre un terreno que suma al privilegio de la vastedad de sus dimensiones, el hecho de que su verde enormidad es visualmente acrecentada gracias a la prolífica vecindad con el jardín botánico público.

Otra particularidad del terreno, de la que Drozdov supo extraer el máximo partido, consiste en que todo él es una suave colina. Esto permitió al arquitecto crear las cuatro terrazas escalonadas que desarman los conjuntos que podríamos llamar “casa” y “parque”. De no existir tales terrazas dichos conjuntos serían cerrados, sin embargo, gracias a ellas, se ven transformados en una pura intersección. Así, lo construido se imbrica con lo natural; por otra parte, lo natural penetra en lo construido por medio de varios recursos (el principal sería el uso pródigo de paneles de vidrio) y está presente en el corazón mismo de la casa a través del maravilloso jardín de invierno que ningún mortal podría dejar de apreciar.
La casa es más que moderna, ultramoderna, con un diseño claro y funcional que hace sistema con la elección de materiales nobles, prácticos y resistentes. La forman dos volúmenes de líneas rectas, uno destinado al garaje, sobre el que se disponen además las habitaciones de huéspedes, y otro que alberga todas las dependencias requeridas por la familia propietaria. Los volúmenes son de hormigón texturado en gris – cerrados hacia el frente, abiertos a la privacidad del parque interior- y se hallan conectados por un corredor de cristal con carpintería de aluminio (que tiene algo del aspecto del puente de una nave galáctica) que les confiere liviandad. El modo en que se distribuyen los ambientes del bloque que hace a la casa propiamente dicha es el siguiente: la cocina comedor, el estar, el estudio y un toilette forman una L que cubre dos lados del corazón rectangular de la casa, que es el renombrado jardín de invierno; en los otros dos lados que completarían el rectángulo se ordenan la piscina –cubierta y climatizada-, el sauna y otro baño. Este rectángulo circundante se remata en una terraza-deck de madera que es una prolongación de las de cemento (la segunda empezando a contar desde la calle; la tercera desde el garaje) que dotan de identidad al parque. En el piso superior se hallan las cuatro habitaciones, una en suite, más dos baños. Un corredor las vincula y permite que todas ellas se beneficien del maravilloso jardín cuyas paredes de vidrio le permiten irradiar un halo tropical en tan frías latitudes. Otro rasgo distintivo de la creación de Drozdov es que la planta baja posee una conectividad absoluta: salvo el muro fragmentado en el que se empotra el plasma del estar (que dicho sea de paso, en virtud de sus relieves de formas abstractas semeja una escultura) y el que resguarda el estudio, paredes no hay: sólo vidrio o simplemente nada. Por ello, vale subrayarlo aunque el lector ya debe haberlo notado, todos los espacios de la planta baja tienen vista al verde pulmón. Un detalle encantador es que la escalera que conduce al piso superior queda “encerrada” entre el vidrio del estar y el vidrio de una de las caras del jardín; este factor, su base cilíndrica y el hecho de que esté construida en voladizo, se suman para generar la impresión de que en realidad flota. En este traslúcido contexto sólo las negras columnas distribuidas aquí y allá parecen sostener el edificio. En cuanto a la decoración, duele abundar en su ultramodernidad equilibrada. En una gama que va del crudo al blanco se resuelven los pisos de cerámicos y los cielorrasos de la planta baja; como corresponde a la calidez que se busca en los espacios más íntimos, en la alta, serán flotantes de madera. Los tonos claros dominan en la mayor parte de los muebles, el negro tiene presencia en los detalles (sobre todo en las mentadas columnas y en los cerramientos). En el estar, un sillón rojísimo evita la monocromía; en la cocina-comedor, la isla-desayunador y la mesa se revisten de una madera al tono con los peldaños de la escalera. El verde manzana de las sillas repite el juego de contrastes iniciado en el estar. El resto del color es aportado por las plantas del fabuloso jardín y los no menos fabulosos peces que nadan en su estanque.
La suite expresa su sobriedad en la escala de los grises; el ingreso del verde a través de su ventanal consiente que tal elección no menoscabe su lozanía.
Todos los elementos y decisiones estructurales integran esta casa de naturaleza ultramoderna, exquisita y paradojal.

Texto: María Soledad Franco
Fotos: Andrey Avdeenko

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Vivienda unifamiliar
Ubicación: Kharkov, Ucrania
Superficie: 513 m²
Año de construcción: 2007


[ PROYECTO ]
Drozdov&Partners
Oleg Drozdov - Aleksandr Strulyov
Diseño del paisaje: Jeroen Schipper
www.drozdov-partners.com

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina