eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Tunquén. Chile. Construida por el estudio CO2 en el área boscosa de un exclusivo balneario de Valparaíso, esta robusta vivienda unifamiliar se hermana al mar y a los árboles: la propuesta es navegar el bosque.

Imagínense una travesía en una embarcación a vela entre algarrobos, canelos y maitenes. Una travesía que no tendría fin, por lo que permitiría experimentar el lujoso escenario natural en su estado de permanente mutación, según las luces o las sombras, según los cambios provocados por las estaciones.
La casa creada por los arquitectos Cristián y Camilo Oliva –responsables de CO2- propone esa vivencia que la realidad escatima. Dentro de Tunquén, está situada más precisamente en la comuna de Algarrobo, en la región de Valparaíso.
Algarrobo es una playa frecuentada por celebridades y personas de acomodada situación económica, conocida como “La costa náutica de Chile” debido a la predilección del turismo por practicar allí deportes acuáticos. Su nombre oficial se explica por la abundancia de esa especie de árbol.
Allí, efectivizada con materiales que la hermanan a ambos escenarios, se levanta esta casa sobre un terreno que muestra un suave declive hacia el norte.


La fachada principal apunta al sur. Como la calle que conduce a ella se halla más elevada, la vivienda queda situada en un plano intermedio.
Esta fachada es cerrada hacia el cuerpo central de la casa trazada como un bloque rectilíneo horizontal que se abre hacia uno de sus extremos hasta devenir en una extensión aterrazada abierta que actúa como transición y vínculo con el afuera; es la cubierta en la que las blancas lonas ondean sobre columnas como si fueran velas.
El revestimiento de siding de fibrocemento, semejante a los troncos del bosque, el pino cepillado de las vigas y el piso de la extensión, las columnas impregnadas de verde; todo reenvía y aúna la casa con el bosque. También el camino de piedras y madera que lleva a la puerta principal.
En la contrafachada el vidrio se hace mucho más presente, sobre todo en la zona que atañe a la actividad social de la familia. Desde allí puede observarse un humedal rico en especies de aves.
En cuanto a la distribución, el tramo del bloque que contiene las habitaciones (tres en total, una en suite y las dos restantes con un baño completo de doble acceso) se halla elevado sobre pilotes con el fin de brindar una mejor vista.
Se accede a ellas gracias a un pasillo distribuidor que cruza la casa de lado a lado vinculando horizontalmente todos los ambientes.
El área social aloja cocina- comedor y estar, separados tan sólo por desniveles y mobiliario. Como ya se mencionó, aquí domina el vidrio. Mediante este elemento y la reiteración de las columnas de pino impregnadas afuera y adentro, es que se establece una continuidad espacial con la terraza equipada como comedor exterior. Por su situación y gracias a la delicadeza del ambiente creado, el comedor externo adquiere protagonismo. Hay que resaltar que el muro de hormigón en el que remata, pese a su poca altura, sirve como resguardo del viento y contiene los elementos necesarios para brindar el confort de un quincho.
Por supuesto que aquí la decoración es inseparable de la elección de los materiales.
El siding de fibrocemento símil madera, esta vez en una tono claro, se esparce por las paredes y pisos del área privada; también ha sido escogido para revestir los escalones del desnivel entre cocina comedor y estar, estableciendo un coqueto contraste con el porcelanato gris que conforma el piso del área social. Los aparadores y repisas están empotrados y han sido realizados en el mismo material, por lo que los objetos exhibidos en ellos se lucen aportando su colorido a la ya de por sí cálida atmósfera.
La impronta rústica del mobiliario general, se ve interrumpida por objetos modernos como la lámpara o los cuadros del estar.
La casa es perfecta para navegar el bosque; habitarla es conquistar una experiencia de otro modo imposible.

Texto: Soledad Franco
Fotos: Productora AndesEmpire (www.andesempire.com)

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Vivienda unifamiliar
Ubicación: Tunquén, Chile.
Superficie Interior: 127 m²
Terrazas: 80 m²
Año: 2013

[ PROYECTO ]
Arquitectura: CO2 Arquitectos.
Arq. Cristián Oliva
Arq. Camilo Oliva
www.co2arquitectos.cl

Tarquini

Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina