eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
MTY-HOUSE-Arq-Jorge-Taboada

Construida por Bernardo Gómez-Pimienta y Luis Enrique Mendoza para BGP arquitectura en una colina de ensueño en Monterrey, esta casa es el non plus ultra de un lujo inspirado en el entorno.

Según el mito, Hércules grabó Non plus ultra (no más allá) en los montes de Abila y Calpe convencido de que tales promontorios eran los límites del mundo. Non plus ultra se utiliza desde aquellos tiempos fabulosos para referirse de manera general a cualquier límite que no haya sido superado o a cualquier cosa de la que se aspire a predicar excelencia. De la mansión que nos ocupa, conocida por su ubicación como MTY, no puede predicarse otra cosa.
MTY se levanta en el área metropolitana de Monterrey, en una zona boscosa y escarpada del municipio de San Pedro Garza García que se encuentra a 640 metros sobre el nivel del mar y cuya urbanización es bastante reciente. Gracias a esta última característica, la tendencia actual del cuidado del planeta se ha visto reflejada en un admirable y estricto reglamento de construcción que pone el acento en la protección del medio ambiente. En esta zona residen las familias más acaudaladas de México, con lo que se vuelve menos sorprendente el hecho de que los lotes tengan una extensión de 10.000 m².


La casa que nos ocupa cubre 1000 m² de esos 10.000, y lo hace de una manera particular: con la idea de no talar ni un solo árbol del boscoso predio y de adecuarse a su sinuosa topografía sin dejar de responder a los deseos y necesidades de los clientes, los arquitectos optaron por un diseño compuesto por diferentes módulos implantados en los espacios sin vegetación, que se comunican entre sí por luminosos pasillos de vidrio. Gracias a estos pasillos y a una serie de patios internos que permiten que cada módulo usufructúe al máximo la luz natural, el esquema compositivo total es, a la vez, disperso y articulado.
Si fuese un organismo vivo -y la construcción tiene no pocas similitudes con el funcionamiento de uno- MTY sería un camaleón, puesto que cada uno de los volúmenes de los que se compone se mimetiza –por el material con que está hecho o por la piel que los recubre- con la paleta cromática del bosque en las distintas estaciones del año; así uno fue recubierto en madera, otro en piedra, etc. Por otra parte, lo traslúcido de los pasillos que comunican los volúmenes logra integrar en forma real el paisaje a la casa, sancionando la importancia del entorno.
En el mismo sentido de respeto e integración al medio, buscando el ahorro de energía que supone aplacar el clima de la región (frío polar en invierno, calor insoportable en verano) los muros de cada uno de los volúmenes son dobles, con material aislante en el medio, de manera tal que la temperatura del interior se mantiene constante durante todo el año.

En lo que concierne al orden interno, hay que decir que no sólo no obedece a lo convencional, sino que los ambientes que dispone son tan numerosos como vastos. Para empezar, a la derecha del acceso se ubica un área de esparcimiento con cava, sala de juegos, estar y un escenario. El frente de dicha área es completamente de vidrio y se extiende en un deck aterrazado con una maravillosa vista a las zonas bajas de la ciudad. Siempre atravesando vidriados pasillos se llega a un vestíbulo, a cuya izquierda se halla un garaje destinado a alojar una colección de autos y, a la derecha, otro de uso diario más un baño y un comedor, separados por un jardín interno.
Siguiendo las inflexiones del terreno aparecen el estudio, a la izquierda, y la cocina y un cuarto de costura a la derecha. Luego una segunda sala de estar también con terraza, y después y no por último, las habitaciones.
En el sótano, que merced a los desniveles tiene ventilación e iluminación natural, se encuentran las áreas de servicios y los cuartos de máquinas.
Insistir sobre lo amplio de cada una de estas estancias sería redundar en lo obvio; quizá valga la pena señalar, en cambio, que del mismo modo que las pieles que diferencian y recubren el exterior de los diferentes volúmenes, la decoración parece personalizar cada uno de los ambientes. Así, mientras el primer estar exhibe blancas paredes y un mobiliario de corte moderno, en el segundo el protagonista será el hormigón visto acompañado por cierta impronta étnica; mientras en la cocina dominará por entero el acero inoxidable, en el estudio harán su parte la madera y el omnipresente vidrio.
De esta manera, estamos en condiciones de afirmar que si, como quiere Borges, “el lujo es el comentario visible de una felicidad”, esta casa es un lujo enteramente inspirado en la naturaleza.•

 

Texto: soledad franco
Fotos: Jaime Navarro y Arq. Jorge Taboada
(cedidas por el estudio


[ PROYECTO ]
Arq. Bernardo Gómez Pimienta
Arq. Luis Enrique Mendoza

www.bgp.com.mx

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto. Vivienda unifamiliar
Ubicación: Nuevo León, México
Año construcción: 2009 - 2010
Superficie construida: 1.000 m

 

Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina