eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Simple-y-total-Arqs-Molia-Saiz-astello-Martinez

Con pocos materiales y mucho gusto los arquitectos José Antonio Molia Saiz y Marià Castelló Martínez llevaron a cabo esta reforma simple que afecta casi la totalidad de la vivienda.

Bonanova nació como un pequeño pueblo de campesinos que, gracias a su geografía accidentada, se mantuvo así durante muchos años hasta que a mediados del siglo XIX, en vista de la belleza natural de su emplazamiento, fue codiciado por la burguesía y devino zona residencial con casas elegantes, villas de verano, conventos y colegios religiosos que en el presente han cambiado de función pero no de fachada. El gran “barrio” ubicado en Barcelona mantiene hoy en buena parte su carácter, y esto es importante porque la reforma encarada por Molia Saiz y Castelló Martínez fue llevada a cabo en una vivienda ubicada en un área de Bonanova que goza aún del raro beneficio de la baja densidad poblacional. Estos datos explican algunas de las posibilidades inscriptas en el proyecto: la parcela en la que se emplaza la vivienda posee 933 m² y esta es de 243 m².
El cometido de los arquitectos consistió en adaptar a las necesidades de la vida moderna de una familia con cuatro hijos, una planta cuyas excesivas divisiones daban como resultado espacios más chicos en general (algunos carentes de función o con funciones poco claras) e iban en detrimento de las zonas de uso social.


La modificación de la distribución fue prácticamente total, tan sólo se conservaron dos baños y el núcleo de comunicaciones verticales. A su vez, esta modificación fue realizada desde la lógica más simple, la que dictaba el programa de necesidades que impelía a unir en un único espacio de relación las funciones antes dispersas de estar, cocina y comedor, por un lado, y a dejar bien delimitada la zona más íntima de las habitaciones, por otro.
El resultado es una planta con dos zonas bien diferenciadas, ambas paralelas a la calle. En la primera se disponen el acceso principal, un vestíbulo acorde a la estatura de la casa y los cuartos de los tres hijos con sus respectivos baños; la segunda alberga el núcleo de comunicaciones verticales, la suite matrimonial, y el área social, que al integrar ahora cocina-estar-comedor no sólo se destaca en amplitud sino que también aprovecha la luminosidad natural al máximo, debido a que a partir de la reforma toda la estancia se impregna de los beneficios del sol y el verde que obtiene de su contacto directo con el venerable jardín.
Cabe destacar que, pensando tal vez en una ocasional recepción, la cocina puede desvincularse del conjunto al que pertenece mediante un juego de puertas corredizas.

Si se ha calificado la parte de la reforma concerniente a la distribución de los ambientes como simple (en el sentido de que parece guiarse por la simple lógica de responder al programa de necesidades); lo mismo valdría para la elección de los materiales y, por lo tanto, de la decoración. La tríada básica de materiales no es otra que la que otorga su sello a la arquitectura moderna: madera (en los pisos de pino apropiadamente restaurados) hormigón (a la vista en las columnas, revestido en yeso en el resto de los casos) y vidrio.
Así, el hormigón revestido en yeso absolutamente blanco concede una claridad superlativa a la ya propia de los ambientes. Lo diáfano hace sistema con una especialidad reforzada por un mobiliario reducido al mínimo, también de estilo moderno, siempre resuelto en la paleta del blanco. Esto es así tanto en las áreas sociales como en los dormitorios. Los únicos detalles de color son aportados por los lomos de los libros que reposan en la dilatada biblioteca empotrada del estar y por el verde del jardín que asoma por la puerta-ventana. Sin embargo no se cae en lo gélido; la madera de los pisos extiende su calidez por toda la casa.
Los baños, con amoblamiento de placas sintéticas de cuarzo, separados de las habitaciones en las que se inscriben apenas por un vidrio laminado transparente, son todo un hallazgo. La iluminación resuelta con spots colabora con el aura de continuo armónico, elegante y a la vez despojado que desprende toda esta casa reformada a partir de la simpleza (en el sentido descripto arriba) y el buen gusto.•

Fotos: Estudio EPDSE
Texto: Maria Soledad Franco


[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Reforma interior de vivienda unifamiliar.
Ubicación: Barcelona, España
Proyecto: 2009 | Final de Obra: 2010
Superficie construida: 243 m²

[ PROYECTO ] 
Arq. José Antonio Molia Saiz
Arq. Marià Castelló Martínez
Colaboradores: Sonia Iben Jellal
www.m-ar.net

 

Tarquini

Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina