eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Sueno-urbano-arq-federico-rodriguez

Obra de los arquitectos Federico Rodríguez y María Bianciotto, esta casa ubicada en La loma plasma un sueño urbano: reunir el espacio, la luz y el verde propios de las afueras y las comodidades la ciudad.

Sólo al lector no platense le servirá la información de que La loma es un barrio de considerable extensión surgido al oeste de la ciudad. Nadie que haya nacido en La Plata desconoce la localización de esas numerosas calles arboladas en las que los edificios no lograron suprimir las casas sencillas construidas por y para obreros inmigrantes durante el primer tercio del siglo XIX, ni las más lujosas que se fueron agregando con el correr de los años. En la ciudad de las diagonales, La loma es un sentimiento y quienes allí viven devuelven a la palabra vecino su significado. Las relaciones que establecen entre sí  reproducen una situación de privilegio: es un barrio bien barrio pero queda a poquísimas cuadras del centro.
Es esta última característica del entorno la que los arquitectos parecen haber captado y llevado a un plano estructural en su proyecto, porque la casa pensada para una familia con hijos y afincada en un terreno entre medianeras de 10 x 60 tiene todo el aire, el espacio y el verde propios de las quintas de las afueras,  junto a las comodidades inherentes a su ventajosa ubicación.


Su fachada elegante y moderna, resuelta con pocos materiales –hormigón, vidrio, madera para las puertas y detalles en piedra Mar del Plata- nada dice al paseante de la amplitud y luminosidad de los interiores y sería difícil deducir a partir de ella la existencia del parque y la pileta para nadar que hacen de nexo con el quincho, su límite último.
Es que para no desentonar, los arquitectos, que también tuvieron el cuidado de tomar como enrase la altura de la casa de al lado, se decidieron por lo sobrio.
Igual de sobria que la fachada es la solución al obstáculo que el hecho de levantarse entre medianeras presentaba a la luz: dos patios rodean un espacio rectangular central en el que se disponen la escalera que conduce a la planta superior -en la que se encuentran las habitaciones-, el corredor que une las áreas sociales circunscriptas todas a la planta baja, y los servicios. A un lado de este rectángulo, mirando hacia la calle, se encuentra el estar a doble altura que forma un espacio continuo con el comedor; del otro, la cocina-comedor se expande hacia el jardín. El acceso a las cocheras es pasante y permite a la vez la vinculación e independencia del área del quincho y la pileta con la casa. En la planta alta los dormitorios pequeños se abren al jardín, mientras que el principal se resuelve en forma privada e independiente del resto de la casa.

La decoración es impecable y el efecto de hallarse frente a un conjunto perfectamente equilibrado parece provenir en parte del usufructo de las posibilidades expresivas de los materiales, combinado con la elección de muebles y lámparas de irreprochable calidad.
Así, el porcelanato beige en el piso hace sistema con la pared de piedra Mar del Plata  para unificar el área del estar comedor logrando que la grisura del hormigón visto, que se extiende por el resto de las paredes y cielorrasos, no empañe la claridad del área, cuya fuente es además la doble altura vidriada que permite mirar desde el estar hacia la calle.
En esta caja el exquisito sofá blanco pelea su papel protagónico con las sillas anaranjadas de respaldo butoné que rodean la mesa del comedor. Sobre ella pende una lámpara que se destaca en el conjunto tal como lo haría en la mesa de un palacio una antigua araña de caireles. Es la traducción de la araña a la estética contemporánea.
En la cocina, a los materiales ya mencionados se suman las venecitas en la gama del rojo creando un interesante contraste con el mobiliario en negro, tan moderno como el anterior, y la grifería de primera en acero. El piso flotante da a las habitaciones en general una impronta cálida; por lo demás, cada una parece reflejar la personalidad de su feliz poseedor.
Y así, con una calidad que empieza por el diseño pero se extiende hasta el último de los detalles, los arquitectos lograron concretar el sueño urbano.•

Fotos: Leandro Arévalo
Texto: Soledad Franco

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de obra: Vivienda unifamiliar
Ubicación: La Loma, La Plata
Año de obra: 2012-2013
Sup. cubierta: 398 m²/  Semi cub:  98 m²
Sup. del terreno: 600 m²

[ PROYECTO  ]
Arq. Federico Rodríguez - Arq. María Bianciotto
Interiorismo: Marisa Fiñana
Colaborador: Ignacio Novarini
 Tel (0221)-15 463 3485 -(0221) 458 9398
Cálculo estructural :  Ingecon Consultora

 

Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina