eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

VILLA ELISA. Contemporánea, funcional y, a la vez, única. Cada uno de los trazos de la casa diseñada por la arquitecta Camila Gil Soria han sido definidos de acuerdo a la personalidad de su habitante.

No, no se cometió un error en la bajada. Escribimos “su habitante” porque esta vivienda ha sido encargada por una sola persona: un joven músico que logró financiarla mediante un crédito PROCREAR.
Hablamos entonces de una vivienda individual levantada en un terreno de aproximadamente 600 m², en una zona de reciente urbanización en la localidad de Villa Elisa.
La condición -nada avara- puesta por el PROCREAR respecto que la superficie a construir no debe exceder los 150 m² junto a los requerimientos específicos del dueño -alta vida social en fines de semana, un transcurrir casi solitario en la semana y la posibilidad de que este último punto se modificase- llevaron a la arquitecta a decidir una vivienda que en una primera etapa se desarrolló en su totalidad en una sola planta inscribiendo la futura ampliación mediante otro dormitorio en una virtual planta superior.
El cerco bajo del frente marca una relación amigable con el barrio, dejando un espacio verde delante de la vivienda que más allá de favorecer una efecto de amplitud cuando se está en las áreas sociales, es apto para albergar los autos. Una escalinata desigual conduce a la casa que se eleva un poco sobre el terreno como medida preventiva.
La casa está compuesta por dos volúmenes de líneas rectas que se intersectan formando una L girada. Las líneas, el hecho de que los volúmenes sean de hormigón revestido en blanco y el de que estén horadados por grandes paños vidriados revelan una filiación al ideario funcional de la arquitectura contemporánea.
La opacidad de la fachada de acceso, lograda gracias a la presencia de la madera, otorga privacidad a la vez que oficia de soporte para los equipos de televisión y sonido. En la contrafachada una persiana metálica cierra cuando su dueño debe ausentarse.


El volumen principal aloja el estar-comedor, la cocina, la parrilla y servicios; en el otro, claramente independizado, se dispone el dormitorio en suite y, entre ellos, a modo de articulación, un pequeño estudio que en un futuro recibirá la escalera que conducirá a la planta superior.
El estar-comedor integrado se halla separado de la cocina apenas por una práctica barra desayunadora. Esta área ha sido pensada para aprovechar al máximo la luz natural por lo que se resuelve con dos de sus caras acristaladas que, a su vez, la vinculan con el parque y la pileta ganando así en espacialidad además de beneficiarse con la mejor orientación. La otra cara se comunica con el espacio de parrilla que también sirve como eventual guardacoches.

El volumen que aloja dormitorio y estudio es más cerrado, aunque una vistosa raja horizontal permite contemplar desde la cama el verde del afuera y el azul del agua.
En cuanto a la decoración es tan perfecta para la estructura como la estructura a los requerimientos de su dueño. Para empezar, la elección del porcelanato en off-white como piso único y el blanco como único color en paredes y cielorrasos –exceptuando las ya mencionadas de madera que soportan los equipos- establece una continuidad entre todas las áreas que permite que la combinación de diferentes estilos de muebles armonice trasuntando un aire de libertad.
Así, en el estar, vemos un sillón clásico de cuero de un marrón idéntico al de la pared sobre la que se apoya una cómoda retro rodeada de numerosos amplificadores -imprescindibles a la profesión del propietario- que, más que estorbar, confieren a la habitación un rasgo moderno. La mesa del comedor se inscribe en cambio en el mapa de lo rústico, mientras que la lámpara que pende sobre ella, al igual que las sillas que la rodean, nos reenvían de nuevo a lo moderno.
Esta composición multiestilística se verifica en el resto de las estancias. Es notable la ausencia de cualquier concesión a la estridencia, incluso al color, hasta en los detalles. Sólo gamas de blanco, tonos madera y diferentes texturas en un espacio lleno de luz creado para dar un lugar preponderante a la personalidad y hábitos de quien lo habita.

Texto: Soeldad Franco
Fotos: Leandro Arévalo

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Vivienda unifamiliar
Ubicación: 404 bis y 8 bis. Villa Elisa
Terreno: 600 m²

[ PROYECTO ]
Arq. Camila Gil Soria
Cel: (0221) 15 5225064
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina