eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
barras-e-islas-cocinas

Cada vez más frecuentes en la cocina moderna, las barras e islas de cocina ofrecen propuestas MÚLTIPLES. En esta nota, algunos ejemplos y tips para elegir el modelo a medida para cada cocina.


Ya sea para comunicar o integrar la cocina al comedor, dividir ambientes, o generar nuevos espacios,  las barras de cocina e islas son una elección que conjuga estética, versatilidad y practicidad. Las decisiones en cuanto a forma y material de construcción estarán influenciadas no sólo por el diseño de cada vivienda, sino además por el estilo de vida de sus habitantes, sus usos y funciones.
Fundamentalmente, este tipo de mobiliario se caracteriza por su funcionalidad. Una vez diseñada la distribución clave de la cocina, determinada por los tres factores principales a tener en cuenta, conocidos como el triángulo de trabajo (la ubicación de la bacha, de la heladera y la zona de cocción), el resto de los elementos no expone otros límites más que la creatividad de quien lo diseñe, según el espacio con el que se cuente.


Las barras o islas pueden diseñarse en el momento de proyectar la casa, así como también formar parte de una remodelación de la cocina, creando un sector que puede ser utilizado para comer, tomar un aperitivo, cocinar, o simplemente como lugar de reunión.  
Muchas son las opciones en cuanto a su diseño y materialidad. Puede realizarse de modo que armonice con el resto de la cocina y se vea integrada, o bien utilizar elementos de diseño, color o texturas que contrasten para destacarla en el espacio. Siempre se deberá tener en cuenta que cumpla con la función deseada (separar ambientes, integrarlos, auxilio en la cocina, etc) para lo que será necesario definir la forma que tendrá la barra o isla, su extensión y sus detalles. De ello dependerá también la altura con las que se diseñen y el mobiliario que las acompañará: sillas, banquetas. Hay que subrayar, en el caso de la barra, que el ancho dependerá de las necesidades en cuanto al número de comensales y de su utilidad; si se consideran las medidas de un plato y su vaso, la medida mínima recomendada es de 45 cm. En cuanto al largo se deben calcular al menos 1,60 m, espacio necesario para que dos personas puedan sentarse cómodamente. La altura suele oscilar entre 80 cm a 1 metro. Lo importante en este caso es destacar que una barra puede instalarse en cocinas grandes o pequeñas, siempre y cuando se tomen estas consideraciones espaciales y funcionales. Las islas, en cambio, suelen funcionar mejor en cocinas más grandes, donde la circulación no se vea afectada, ya que es necesario dejar a su alrededor unos 90 cm. Sin embargo, una isla también puede resultar cómoda en una cocina más pequeña, aunque en ese caso, es fundamental aprovechar al máximo la funcionalidad de este mueble en cuanto a espacios de guardado, instalación de electrodomésticos, etc.

Tanto las islas como las barras ofrecen esta ventaja para los espacios pequeños, ya que pueden servir como lugares de almacenamiento, incorporando armarios y cajones debajo.
En cuanto a los materiales, podemos encontrar barras e islas de granito, mármol, cemento alisado, acero inoxidable, melamina, Corian, Silestone, y por supuesto, de madera, entre otros. Cada uno aportará una impronta diferente que deberá armonizar con el estilo del hogar.
Por ejemplo, la madera puede utilizarse para distintos tipos de barras o islas, incluso combinada con otros materiales de textura diferente. La nobleza de este material y sus variables, permite crear estilos modernos o rústicos. Sin embargo, si una de las utilidades principales de la barra o isla es que funcione como mesada auxiliar para cocinar, la madera no es una de las mejores elecciones, y sí lo serán granito, mármol, Corian o Silestone, materiales de superficies no porosas, que no se rayan y son de fácil limpieza y mantenimiento, con múltiples posibilidades de diseño dado su dinámica paleta de colores.
Así, tanto la textura y el color de los materiales, como el diseño elegido, determinarán el estilo de la cocina. Cabe destacar que en los últimos años las islas, que en muchas oportunidades funcionan como barras o mesas, además de superficies de trabajo, se han convertido en el centro y punto de atención de las cocinas contemporáneas.
Y aquí volvemos a mencionar lo que desde un principio debe ser tenido en cuenta. La multiplicidad de usos de las barras o islas en la cocina, como extensión de la mesada, como elemento de diseño integral, para dividir los espacios, para integrarlos, para desayunar, o tomar una copa de vino mientras se espera a que la cena esté lista, para hacer compañía y charlar con quien prepara la comida. En definitiva, sea el que sea su uso, siempre serán un punto de encuentro en el hogar, a cualquier horario, convirtiéndose en un mueble a la medida de cada usuario. •

 

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina