eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Estudio-diseno-Demaro

La calidez, lo desestructurado y lo informal de este espacio surgen de la mezcla y del acuerdo entre lo viejo y su historia, lo reciclado, lo moderno, y también, lo más actual. Clima y ambientación reflejan el espíritu creativo de este “estudio de diseño” especializado en identidad y comunicación gráfica.

 

Ubicado en el casco urbano, en una planta alta, el Estudio D se distingue desde la fachada. Sobre una superficie total de 60 m², la propuesta arquitectónica se basa en la optimización de un espacio reducido, con un planteo de visuales que logra  una excelente conexión del interior y exterior.
A partir de la caja arquitectónica, se proyectó y ejecutó un “diseño interior” sobre un eje principal: el techo como elemento conector de todos los ambientes.
El principal objetivo era lograr un espacio de trabajo que expresara la filosofía del estudio, en la cual el clima resulta clave para desarrollar el potencial creativo del equipo. Un lugar con una atmósfera cálida, informal, en contacto con la naturaleza que estimula el trabajo en grupo y, también, el encuentro. Un espacio de placer por el diseño, que poco tiene que ver con una oficina o estudio convencional.

Pasado presente
Desde la calle, el volumen del techo se aprecia sensiblemente por su materialización. Porque, inspirado en los caseríos de Berisso, fue revestido con chapa galvanizada ondulada en el exterior.
Mientras que, en el interior, el cielorraso inicialmente pensado en maderas de demolición, terminó cobrando identidad como elemento protagónico a partir de placas de fenólico impreso, con uniones y tornillos a la vista.


La ausencia de muros también contribuyó con la decisión de intervenir el cielorraso, que pasó a funcionar como un gran mural de 50 m². De esta manera, este plano cenital del interior trasciende el exterior mostrando una trama con diferentes familias tipográficas de la letra “D”, recurso que identifica al estudio en su gráfica institucional.
También en el interior, un imponente volumen rojo de microcemento resulta el elemento ordenador a través del que se disponen los demás sectores y concentra el office y el baño. Además, un gran sector con puestos de trabajo armado sobre una única tabla recorre el ambiente y sirve de soporte a las computadoras con sus sillas respectivas.
Una barra resuelta con un antiguo postigo de hierro despintado y una tapa de vidrio, divide y reúne el ambiente ya sea para un café o mate. Taburetes de diseño en resina roja sirven de asiento para esos momentos de encuentro y distensión.
Luego encontramos una zona de guardado modulada con lockers de chapa galvanizada intervenidos con la denominación de los colores pantone, de significación vital en el diseño.
Una pequeña espera planteada con un puff antiguo retapizado en color celeste turquesa de líneas retro, más unos cuantos percheros terminan de armar este espacio único de trabajo, break, guardado y espera.

Interior a cielo abierto
Además del espacio de trabajo, encuentro y producción de ideas -con variedad de muebles y colores-, el estudio cuenta también con una oficina totalmente independiente. El blanco reviste y domina este lugar de mínimas dimensiones que se utiliza como privado y, en algunas situaciones, para reuniones. Una mesa de líneas rectas, una retícula de estantes sobre la pared más las sillas, de antigua fabricación nacional rescatadas de un remate, dan forma a este ambiente de calma y profunda conexión con la naturaleza. Las aberturas con carpinterías que van del piso al techo dotan de gran conexión con el exterior, con vista al cielo y a los increíbles tonos de verdes  de la terraza.
La gran variedad de plantas y especies que cubren los muros y la pérgola, realizada a partir de estructuras industriales en desuso, logran borrar referencias de límite alguno.  Y así crean una atmósfera para el encuentro con el placer por el trabajo y el diseño.
En ella, diferentes situaciones de reunión se suceden alrededor de la mesa y las sillas de hierro antiguas o sobre el deck de fenólico con sillones de líneas retro que recrean los de los años “50”.
Sin dudas, un lugar que invita a la creatividad como soporte del diseño.

Texto: Dis. de Interiores  Victoria Maiztegui  
Fotos: Leandro Arévalo y Estudio D
www.demaro.com.ar

[ INFORMACIÓN ]
Proyecto de Interiorismo: Victoria Maiztegui y Damián Demaro.
Arquitectura: Santiago Rivero.
Gráfica: Estudio D.

 

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina