eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
El-chic-de-ser-original

The Chic Experience Forum fue la primera edición de conferencias y debates sobre las tendencias en hotelería y turismo de lujos. El evento, que tuvo lugar en el Yacht Club de Puerto Madero, contó con la recreación de una suite de lujo a cargo del ambientador Guillo D’Aiello.

El flamante Yacht Club de Puerto Madero fue el marco de la presentación de la primera edición de The Chic Experience Forum, el encuentro de turismo y hotelería de lujo más importante de la región.
El evento que se propuso crear el impulso para la mejora y el debate entre los diferentes sectores de hotelería y turismo de lujo, contó con la presencia de profesionales y empresarios de EE.UU., Brasil, Uruguay y Argentina. Además, contó con las exposiciones de Maita Barrenechea, Constanza Sierra, Alex Seferian, Merril Lynch, Rafael Bustamante, Andrés Zaied, Guillermo Petrocchi, y Guillo D’Aiello; cada uno de ellos prestigiosos profesionales en la temática desarrollada durante la jornada.
Asimismo, el Yacht Club sirvió de escenario para la recreación de una suite de lujo que fue variando su ambientación a lo largo de la jornada, según los diversos aportes que la luz natural brindaba al espacio presentado.
Entendiendo que la ambientación y el diseño se encuentran plenamente conectados a lo sensorial, la suite presentada por el estudio Puesta en Escena, dirigido por Guillo D’Aiello y su socio Matías Campagnale, partieron de considerar las fuertes vistas que presentaba el lugar en su perímetro.


Sobre una superficie de 120 m² se pensó en una suite que contemplara tres espacios bien diferenciados, como son el estar, la zona de dormir y el baño, pero que al mismo tiempo se encuentren interrelacionados manteniendo una continuidad espacial. En este sentido, y con el fin de permitir una fluidez de la luz natural, entendida como uno de los elementos más importantes para la creación de una ambiente, se dotó al espacio de dos grandes bloques que hacían las veces de paredes divisorias; al mismo tiempo permitían dos corredores laterales que comunicaban a lo largo la suite.
En el sector del estar se dispuso un sofá de grandes dimensiones de espaldas al ventanal. Frente al él se ubicó uno de los bloques divisorios dotado de un plano espejado que cubría el mismo en su totalidad. De esta manera, desde el sofá era posible divisar las vistas del dique y los edificios del lado de enfrente, obteniendo una duplicación del entorno. Asimismo, este espacio fue equipado con el plasma y el sistema de audio, que por sus características y distribución brindaban un sonido envolvente a toda la habitación.
En la zona del dormir, emplazada entre ambas paredes, se dispuso una cama de dos metros por dos metros. El tema dominante del sitio fueron las dos fotografías de Aldo Sessa enmarcadas, de grandes dimensiones, sobre cada una de las paredes. En la cabecera de la cama se dispuso una imagen de bailarinas durante un ensayo, mientras que en la pared opuesta se emplazó la foto de una cala en blanco y negro. El espacio fue acompañado de un conjunto de living y una biblioteca de grandes dimensiones y luminaria de led. A los lados de la cama se dispusieron dos grandes lámparas, de bronce y pergamino, que colgaban a modo de veladores.
Finalmente, el sector del baño presentaba una bañera con patas ubicada frente a un gran espejo con marco tallado en madera. El espacio se complementaba con un sillón Chesterfield realizado en diferentes trozos de diferentes telas colores y texturas, diseñado para la ocasión. El ambiente se completaba con una cortina de boyas marinas en madera que colgaban con tanza de un bichero. 
El espacio fue pensado en base a la concepción de que los colores, la música, los aromas y texturas son fundamentales en la creación de un ambiente, de un escenario determinado.
A lo largo de la jornada se expusieron diferentes conceptos a desarrollar en hoteles y turismo de lujo, donde lo fundamental es lograr el desafío de que los huéspedes se sientan inmersos en el ambiente que se les brinda desde las diversas cadenas de hospedaje. Proponiéndose una nueva definición del Chic, que implica ser natural, elegante y sofisticado; al mismo tiempo se debe presentar buen gusto y no proliferar la ostentación. En definitiva, la hotelería y el turismo de lujo se debe postular como sencillamente original.~

Texto y Fotos: Leandro Arévalo
Fuente: Quasar Comunicación – Puesta en Escena

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina