eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Objetos. Paula Rodríguez es la arquitecta creadora de esta línea accesorios y objetos para el hogar realizados en hormigón. Una producción hecha a mano, pieza por pieza, que conjuga la belleza del material con la creatividad de su autora. 

“Mientras estudiaba, sentía fascinación por las probetas de hormigón que tiraban del laboratorio de ensayos en ingeniería. Pasaba con el auto y las cargaba en el baúl. Así empecé a reconocer el peso del cemento. 
Los materiales son mi debilidad y explorar sus posibilidades todo un desafío.” Así sintetiza la arquitecta Paula Rodríguez, especializada en ingeniería ambiental, su primer acercamiento con el material que protagoniza las imágenes de esta nota. 
El encuentro tuvo su propia impronta: “La arquitectura despertó en mí una incurable pasión que no descansa. Es algo espontáneo, no lo busco, pero mis ojos ven arquitectura y cemento en todo lo que miro. El cemento siempre estuvo, y casi sin buscarlo fue tomando distintas formas hasta descubrir los objetos. Así nació Cemento Paula Rodríguez; no fue una búsqueda, fue un encuentro”, señala la arquitecta. 
En su taller, todo se hace a mano, pieza por pieza; no hay producción en serie, sino todo lo contrario. Un trabajo en cemento 100% handmade, donde se producen cuencos, frascos, potes, etiquetas, bandejas, platos, lámparas, bachas, adornos, y todos los objetos que la arquitecta imagina y que son factibles de ser construidos con cemento. 
En cuanto al diseño de cada pieza, primero se realiza una tarea de proyecto y de ahí se pasa al Taller. En tanto, el proceso productivo está en función de los tiempos propios del material. El hormigón tiene su tiempo de fraguado, lo mismo que un tiempo para alcanzar la máxima resistencia. “Al igual que cualquier otro material, es esencial conocerlo para poder diseñarlo”, explica Paula Rodríguez.


De este proceso de producción, también se destaca la premisa ambiental como parte constitutiva, presente en la conciencia y en la formación de la arquitecta. Aunque no se luzca en el producto final, premisas como no generar desperdicios, reutilizar materiales, consumir poca agua y no incorporar procesos ni elementos contaminantes son ejes que guían la creación de estos objetos. Respecto a esa búsqueda señalada anteriormente, Rodríguez da cuenta de esa exploración en sus propias palabras: “El  cemento en sí es un material frío, duro, pesado, áspero, gris, de presencia contundente y sólida, pero a través del diseño, intento transformar su lectura en algo cálido, delicado y suave. Pienso en cada forma, en cada textura, en cada terminación, en cada imagen estampada o pintada que le aplico, todo para lograr un cambio en la sensibilidad que el material tiene naturalmente”. El resultado queda a la vista, logrando una calidez indiscutible con uno de los materiales más fríos de las obras. 
Un párrafo aparte merecen los objetos, algunos de los cuales compartimos en imágenes. Los hay muy variados; algunos son decorativos, la mayoría de uso, y algunos otros de carácter más artístico cuando los realiza para alguna muestra en particular, como los círculos flotantes para decorar la pileta. 
Por ejemplo, los cubos de 10x10 con cable textil y lámpara vintage de filamentos, vienen con etiquetas vintage, con bajorrelieves, con estampas o con diferentes tintes en el cemento, que van del gris al negro. En tanto, los frascos y potes bajos sirven como adornos o para guardado (para granos de café, laurel y otras hierbas aromáticas). Los cuencos, de varias medidas, también se destacan entre los objetos: los clásicos son los metalizados de 20 cm de diámetro, con interior dorado o peltre. El año pasado, se presentaron en la exposición de diseño, arquitectura y decoración Casa Foa y también en el Museo de Arte decorativo.  Otros cuencos más grandes, de 25 cm y con bajorrelieves en el frente, pueden utilizarse como centros de mesa, para frutas, flores o según el uso y criterio de cada usuario. 
Precisamente, lo interesante del cemento son las grandes dimensiones que permite alcanzar. Hay platos chicos de 16 cm, de 35 cm y platones de hasta 45 cm de diámetro con bajorrelieves lisos o pintados. Otro de  los productos destacados que produce artesanalmente Paula Rodríguez son mesas y mesitas por encargo y a medida, rectangulares, redondas o cuadradas.
Las bachas también se realizan a medida y en distintas formas geométricas, con detalles para revestimientos con bajorrelieves y detalles para colocar pisos. Estos objetos son pensados y diseñados para la etapa de obra.
Lo que todos estos objetos tienen en común es que en todos ellos el gran protagonista es el cemento en sus diferentes acabados; con más o menos burbujas de aire, brillantes o rugosos. “Le encuentro un encanto especial a lo imperfecto. Son lujos que uno puede darse, a diferencia de lo que puede ocurrir en una obra.” Objetos que se adaptan a ambientes despojados y sencillos. Un trabajo artesanal que revela la pasión de su autora por el cemento. 

Fotos: Arq. Paula Rodríguez

[ INFORMACIÓN ]
Facebook: www.facebook.com/PaulaRodriguezcemento
Instagram: www.instagram.com/cemento.paula.rodriguez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.cemento.work

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina