eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Las plantas insectívoras o carnívoras pueden crecer en nuestro patio. Conozca las claves para decorar el jardín con la exótica y onírica estampa de las matas que sobreviven a los más rudos pantanales.

Tan bellas como resistentes. Azotadas por el hostil hábitat de los pantanales, las plantas carnívoras desarrollaron unas estrafalarias “hojas-trampa” para devorar insectos, gusanos, escorpiones y así poder sobrevivir a la sequedad de un suelo parco en nutrientes. Pero, casi como regalo divino de la naturaleza, su ataque está camuflado en el recorrido fantasioso de sus formas: siempre excéntricas, vivaces, y con colores sumamente llamativos.
A pesar de ser parte de una biodiversidad totalmente ajena a la llanura pampeana, las también llamadas plantas insectívoras pueden ser parte de nuestro jardín. El requisito es conocer de antemano un par de consejos prácticos. Primero, hay que saber que nunca deben estar expuestas al sol directo; a excepción de la época invernal, cuando sí es aconsejable un poco de sol de la mañana o la tarde ya que la luz solar vertical deseca las trampas y disminuye su capacidad de captura. El otro dato a tener en cuenta es que las mismas se riegan por el “método de la bandeja”.


Esto consiste en poner la maceta dentro de un recipiente con dos ó tres centímetros de agua destilada o de lluvia –nunca con agua corriente, de pozo o mineral- para que la mata siempre conserve una alta dosis de humedad como sucede en su hábitat originario, el pantano. Y nada más, los dichos que circulan en el imaginario social como que es necesario proveerlas de insectos para saciar su insaciable hambre o que son venenosas al simple tacto, son sólo parte del mito.
Sí ya se decidió a pasar por el vivero, saqué su libreta de apuntes y anoté el nombre de las “carnívoras” más requeridas. “Venus” es una de las mas atractivas por sus enormes hojas espinosas color carne, después está la extraña “Nepenthes” por su singular forma de jarra, y tampoco se olviden de “Drosera” y sus pequeños pelos con glándulas viscosas. Podrán inquietar, quizás, algunas miradas pero nunca pasarán desapercibidas en el jardín. Bellas, resistentes, carnívoras.~

Fuente: Vivero Jardín Avenida 31
Más información en: www.vivero31.com.ar

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina