eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
helecho

Los viveros más modernos cuentan ahora con laboratorios donde desarrollan la reproducción asexuada de las plantas. Conozca la última tendencia en propagación de cultivos sanos y fuertes ante las plagas.

Las plantas clonadas vienen con toda una serie de atributos especiales como nueva generación de cultivos que logra desmitificar y allanar la extravagancia de su rótulo, además de motivar que sea una de las últimas tendencias de consumo entre los viveros más sofisticados. Por ejemplo, el cultivo in vitro como método de propagación de plantas con aplicación profesional genera matas mucho más sanas y fuertes para sobreponerse a la acción de las plagas o los bruscos cambios climáticos.
Por otro lado, los especialistas sostienen que una planta o flor desarrollada por reproducción asexuada en laboratorio estará libre durante un importante lapso de tiempo de su vida de pestes. Los botánicos subrayan, por otra parte, que la generación de plantas clonadas porta una increíble diferencia cualitativa en el fulgor de sus colores y en lo generoso de su frondosidad. Para aquellos amantes de estas flores del siglo XXI, Vivero Sumire ofrece helechos o calas blancas clonadas que fueron cultivadas en su propio laboratorio. “Trabajamos, permanentemente, investigando y buscando nuevas especies acorde con los últimos avances que marca el desarrollo tecnológico”, refuerzan la convocatoria desde Sumire.
En realidad, la clonación de plantas existe desde hace miles de años. Es que los agricultores y floricultores la practican para la producción de plantas or­namentales y alimenticias que son copias del progenitor. Pero, en la actualidad, la tendencia se ha profundizado porque una gran cantidad de plantas de valor comercial, como las bananas, uvas y naranjas sin semilla, entre muchas otras, han perdido la capacidad de producir semillas y deben ser propagadas por procesos de reproducción asexual. Técnicamente hablando, el cultivo in vitro consiste en tomar un trocito de hoja, un embrión, una porción pequeñita de tallo (de 0,2 a 1 milímetro) o cualquier otra parte de una planta y ponerla a reproducir en un tubo de ensayo sobre un medio acuoso nutritivo. Lo fundamental para su óptimo desarrollo es hacerlo en unas condiciones muy controladas y totalmente estériles. Por eso, qué mejor que el albor de la primavera para renovar nuestro jardín con flores del siglo XXI.~

Fuente: Vivero Sumire

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina