eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
diana_estevez_paisajista

Muchas son las especies que florecen y alcanzan su mayor esplendor en los meses de calor. Con apenas unos cuidados podremos tener nuestros jardines tan lindos como en primavera. Sólo hay que saber qué plantar y cómo proteger a nuestras plantas en esta estación.

El verano, tanto como el invierno, es una estación con temperaturas extremas que provoca que no todas las plantas estén en su esplendor.
La mayoría florecen abundantemente en primavera y otoño, que son las estaciones con clima benigno, pasando verano e invierno en reposo más o menos intenso.
Hay que  considerar además que la mayoría de los sistemas de riego, en empresas y viviendas particulares, están diseñados para regar el césped aportando una pequeña cantidad de agua por aspersión en superficie. Por eso un buen sistema de riego contempla un goteo para las áreas de canteros, llegando con eficiencia a mayor profundidad con el agua.
Si además les agregamos a estos canteros algún producto que actúe de “mulch” (acolchado), cubriendo la tierra para evitar la evaporación rápida del agua y conservando la humedad, nuestro sistema funcionará aún mejor. Este mulch puede realizarse con chips de madera (cortezas), paja de trigo, hojas secas o césped cortado (fermentado previamente), piedritas, etc. O cualquier otro producto del que dispongamos en el lugar teniendo en cuenta siempre que si es fresco debemos apilarlo un tiempo para que fermente o se seque antes de agregarlo sobre las plantas, pues podría perjudicarlas.
Algunas especies se adaptan al calor, y florecen muy bien a pesar del estrés hídrico que se produce durante el mes de enero en Buenos Aires.  Por eso siempre vamos a encontrar estas especies en un parque con buen equilibrio primavera-verano-otoño.
Herbáceas perennes: Lantana montevidensis “lantana”, Verbena, Bulbine, Tulbaghia,  Rudbeckia fulgida, Dietes bicolor, Paspalum exaltatum (gramínea),   
Arbustos: Lantana cámara “camará”, Lavandula dentata “lavanda”, Nerium oleander “Laurel de jardín”. 
Árboles: Ailanthus altissima “árbol del cielo”, Peltophorum dubium “Ibirá pitá”, Lagerstroemia indica “crespón”, Cassia carnaval.~



Más tips para el verano: Refrescando el ambiente 
viejas respuestas a nuevas preguntas
En algunas construcciones antiguas puede verse el uso de tierra por sobre el cielorraso (ya sea bovedilla o madera) como aislante de la humedad de la condensación de las chapas, del calor de la radiación solar y también, aunque no eran tantos, de los ruidos ambientales.
En esas mismas construcciones era habitual el uso de una pérgola con orientación Nor-noroeste, para generar una sombra fresca sobre las habitaciones y un lugar de estar semi-cubierto.
Hoy en día, bajo el paradigma de la sustentabilidad, nos encontramos en la búsqueda del ahorro de energía en general y sobre todo la no renovable, y la creación de espacios habitables que demanden un menor costo de mantenimiento y con la mayor calidad de vida posible. Es por esto que surgen nuevas ideas como las terrazas ajardinadas o los jardines verticales, que son propuestas maravillosas desde el punto de vista estético y en cuanto a los beneficios que brindan:
• Aislamiento térmico y acústico, 
• Disminución de la temperatura ambiental, tanto interior como exterior, debido a la evapotranspiración de las plantas que los constituyen,
• Solución del diseño de las fachadas y terrazas, desde el punto de vista técnico, estético y funcional,
• Producen oxígeno y toman el dióxido de carbono del ambiente inmediato, tóxico para los seres humanos,
• Retienen el agua de lluvia, impidiendo el desperdicio de arrojarla a la red pluvial, acortando el ciclo del agua y produciendo más y más limpia.
• Evitan el calentamiento de las construcciones, disminuyendo el calor en las ciudades, por menor radiación de calor de las mismas.
Todas estas ventajas que parecen novedosas en realidad no lo son. Los mismos beneficios producen las enredaderas y plantas apoyantes, tanto estén sobre una pared como sobre una terraza, etc.
Lo que tiene de nuevo es sólo la forma de realizarse y el tipo de plantas utilizadas, que no son ya enredaderas solamente sino todo tipo de plantas, con lo cual se abre un abanico interminable de posibilidades de realización.
Para concluir, lo importante es que en la medida de nuestras posibilidades podamos realizar un jardín en la azotea o una pared verde de muchas formas y con diferentes costos de realización y mantenimiento. Todas las maneras son válidas para nuestro objetivo final: disminuir las temperaturas, tener una mejor calidad de vida y vivir en un entorno saludable y bello.~

AD_SENSE_txt_img_Col3

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina