eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
bambu

Una planta de interior que se destaca por su potencialidad decorativa y su elegancia. Minimalismo, zen, prosperidad, paz y serenidad son algunos de los términos a los que se vincula. A continuación les presentamos el bambú de la suerte.

Dracaena sanderiana es su nombre científico. Originaria de África pero muy utilizada en todo Oriente, el Bambú de la Suerte pertenece a la familia de las agaváceas. Pese a que no tiene ninguna relación con el bambú propiamente dicho, popularmente se lo denomina así debido a su forma de vara.
Se trata de una planta que se caracteriza por su alta resistencia climática y un mínimo mantenimiento.
Su altura varía entre los 10 centímetros a 1 metro. Con apenas unos cuidados básicos, el Bambú de la Suerte se mantiene en perfectas condiciones en el hogar y es por eso que cada vez es más utilizada en la decoración de interiores.
De esta manera, su cultivo es sencillo y requiere muy poca dedicación. Si bien es recomendable que permanezca en un lugar de luminosidad intensa aunque sin exponerse directamente a los rayos solares, también puede aguantar perfectamente en las sombras. Su margen ideal de mantenimiento es entre los 18º a los 24º C, aunque resiste temperaturas mayores y menores. En este sentido, puede crecer en cualquier espacio de la casa, ya que lo único que necesita para poder vivir es agua.
Para el cuidado de esta planta, resulta fundamental controlar bien la líquido en la que están sumergidas las varas. Para cumplir con su necesidad de agua, el jarrón que se haya elegido para el bambú de la suerte deberá permitir llenarse hasta que las raíces estén cubiertas. Sin embargo, también es posible cultivarlo en maceta.
En caso de que se cultive en un jarro, el cambio de agua dependerá de la época del año: una vez por semana en los meses cálidos y cada dos semanas en el invierno. Si se elije plantarlo en una maceta, es necesario regarlo de manera abundante pero siempre en un suelo que tenga un buen drenaje.
Símbolo de la buena suerte, se dice que atrae fortuna y prosperidad. Es por eso que el Bambú de la Suerte es una planta muy utilizada en las prácticas del Feng Shui, que sostienen que esta planta provocan flujos de buena energía y crean espacios revitalizadores.
Así, estas plantas de interior se constituyen en elementos que no sólo sirven de decoración sino que además, generan energías positivas. Siguiendo los parámetros de una decoración minimalista y sencilla, cualquier lugar de la casa es adecuado para su ubicación.
Argumentos más que suficientes para tener un ejemplar dentro de casa. Sencillez estética y fácil cultivo se reúnen con la buena suerte en esta especie cada día más popular.~

Fuente: Plantas K

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina