eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
consumismo-electrodomesticos

Cada uno de los electrodomésticos y equipos en el hogar consume diferentes cantidades de energía, dependiendo de sus horas de uso y encendido.

Según un informe de Fundelec (Fundación para el Desarrollo Eléctrico), de los cuatro sectores en los que se divide a los usuarios del consumo eléctrico argentino (los residenciales, los menores, los intermedios y los mayores), el que mayores variaciones presenta es el sector residencial, lo cual indica que las cifras de consumo dependen fundamentalmente de los electrodomésticos  en uso.
De este modo, la importancia de saber el consumo detallado en el hogar radica en la posibilidad que brinda de reducir el gasto energético, factor que  beneficia no sólo al medio ambiente y permite cuidar los recursos energéticos, sino también al bolsillo de los usuarios. Pero para ello, es necesario crear conciencia de esta situación.  Por eso, antes de seguir, hace falta aclarar que utilizar eficientemente la energía no equivale a sacrificar el nivel de confort en el hogar. Y eso se asocia, fundamentalmente, a  conocer y reconocer los hábitos y actitudes que favorecen el uso eficiente de la energía.

Algunas cifras: 
¿Cuánto consume aproximadamente cada equipo en el hogar?  La potencia de un equipo es la energía que consume por unidad de tiempo, lo que significa que el consumo total de energía (expresada en Kw/h) equivale a la potencia del equipo (Kw) multiplicada por el tiempo (h) que el equipo se encuentra encendido.
El televisor es un buen ejemplo para pensar en cifras. Si bien el consumo energético en watts varía un poco según el modelo, un televisor consume entre 50 y 100 Watts por hora de encendido. Ahora bien, cuando está en modo stand by, el consumo no se detiene, aunque disminuye significativamente: entre 3 y 15 Watts. A simple vistan este dato parece irrelevante, pero si lo multiplicamos por las horas de encendido, por los 30 días del mes, estaríamos refiriéndonos a un consumo de entre 2 y 15 Kw por mes - entre 2000W y 15000W - (lo mismo que mantener la TV encendida por 20 horas o más, dependiendo el modelo).  
En realidad, lo fundamental de este dato es que esa energía que se gasta en el modo stand by es fácilmente evitable. Se trata entonces de un consumo innecesario de energía. Si reemplazamos el empleo del stand by en cualquier equipo por el interruptor de apagado y encendido, el ahorro se hace evidente.
Siguiendo con las cifras, y según estudios de la Secretaría de Energía del Ministerio de Planificación Federal, antes de la prohibición de la venta de lámparas incandescentes, en promedio, en los hogares de Argentina se gastaban un 20% de su consumo eléctrico  para  la  heladera,  un  50%  en  iluminación  artificial (no de bajo consumo);  y  un  30%  en  TV,  PC, lavarropas, planchas y otros.
Aunque es difícil reducir el consumo de los electrodomésticos que están encendidos las 24 horas, como la heladera, podemos elegir modelos más eficientes, ubicarlos en lugares bien aislados, etc. Para luces y otros aparatos, hábitos nuevos  y simples de adoptar nos permitirán disminuir el gasto energético.  
El objetivo es claro y sencillo: mejorar el uso de los recursos energéticos, cuidar el medio ambiente,  y reducir el monto de la factura eléctrica. Analizar el comportamiento promedio de nuestros hogares en relación a nuestros artefactos, se vuelve indispensable; principalmente, porque el equipamiento de electrodomésticos de un hogar no determina el consumo sino su uso.•

AD_SENSE_txt_img_Col3

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina