eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
sustentabilidad -Ley 13059 ahorro

El arquitecto portugués Eduardo Souto De Moura, dijo que la arquitectura, para ser buena, lleva implícito el hecho de ser sostenible. Y los estudiosos del tema están abriendo paso para que esa cualidad exista sin condición.

El primer paso está dado: en el año 2003 la Provincia de Buenos Aires promulgó la Ley 13.059 de ahorro energético “(…) cuya finalidad es establecer las condiciones de acondicionamiento térmico exigibles en la construcción de los edificios, para contribuir a una mejor calidad de vida de la población y a la disminución del impacto ambiental a través del uso racional de la energía (…)”.
De esta manera, el Asesor y Proyectista de edificios con criterios de sustentabilidad, Arq. Pablo Azqueta, explica que esta reglamentación se propone elevar las condiciones de confort y salubridad en los edificios, y reducir el consumo de la energía utilizada; ya sea en calefacción como en refrigeración, a través de la mejora del aislamiento térmico de la envolvente, tanto de muros, de techos, como de ventanas.
Promotor consciente de las estadísticas actuales del progresivo crecimiento poblacional e impacto ambiental de las construcciones urbanas, Azqueta habla entonces de la importancia de los diseños con criterios de sostenibilidad (preservación de los recursos), apoyados en el uso racional y eficiente de la energía. En principio, hace una diferenciación entre racionalidad y eficiencia. Es decir, la racionalidad es un hecho cultural, es un aprendizaje de distintos hábitos que ayudan a cuidar los recursos; y por otro lado, hacer un uso eficiente de la energía implica incorporar y mejorar las tecnologías.
En ese sentido, Azqueta menciona otro ejemplo de eficiencia energética, pero en este caso, a nivel de política de Estado en Alemania. En el año ’78 ese país atravesaba una situación de crisis y decidió entonces, poner un límite al consumo de energía en las viviendas; a partir de ese criterio, las cuotas disminuyeron, y en algunos casos bajaron a energía cero y en otros, a viviendas que producían más energía que la que consumían. Los hogares que estaban conectados a redes nacionales de energía eléctrica tuvieron la opción de vender ese exceso al Estado a un valor cuatro veces mayor de lo que se pagaba habitualmente; y de esta manera se estimuló a que se construyera más eficientemente. Esto, asegura Pablo Azqueta, constituyó una política energética de Estado.


Por otro lado, desde La Greca Home -empresa especializada en el servicio de renovación de ventanas- explican que en España, hace más de 10 años se ha implementado con éxito un plan nacional de renovación de ventanas llamado “Plan Renove”, destinado a incentivar el recambio de ventanas simples con vidrios comunes, por ventanas con aislación y vidrios con DVH. Surgió, señalan, a partir de la crisis energética, entendiendo que las ventanas y cerramientos podían ser un punto clave para lograr notables ahorros en energía para calefacción y aire acondicionado, así como mejorar el confort térmico de los edificios.
Por su parte, Darío La Greca, titular de la empresa, menciona que “lo ideal sería diagramar un plan como se hizo en España, entre las grandes extrusoras -que pueden aportar inversión, desarrollo y comunicación- y los entes gubernamentales, para desarrollar un programa serio de renovación de ventanas a nivel nacional, que en su gran mayoría son con vidrios comunes, con el gran objetivo de lograr el ahorro de energía”. Y agrega que el desafío es lograr hoy en Argentina que la renovación de ventanas se transforme en un hecho cultural; idea que está en concordancia con el concepto del “uso racional de los recursos” que explica Azqueta más arriba.
Al debate se suma también el Arq. César Aquilano, Gerente de Marketing de Vasa -empresa de vidriería argentina- y explica que “el desafío para los próximos años es darle un plus al DVH, con vidrios seguros para las personas en primera instancia, pero también con vidrios de control solar o acústicos para dar respuesta a las necesidades regionales de cada sector de la población”.
Es un hecho, entonces, que los cimientos para preservar los recursos están consolidados: existen las leyes, la buena arquitectura, los concientizadores, y se fortalece -poco a poco- la voluntad política y ciudadana de generar las condiciones para hacerlo. Un camino que se ha presentado como la excepción a la regla, y que lentamente se está perfilando como la norma. Por eso debemos velar.•

Rehau: Puertas y ventanas de pvc


La carpintería de PVC constituye la alternativa más eficiente en cuanto a eficiencia energética y acústica. Su versatilidad en configuraciones y colores, junto con el bajo mantenimiento y la seguridad antirrobo, constituyen argumentos categóricos sobre su superioridad con respecto a otras alternativas.
Los perfiles de las ventanas REHAU tienen varias cámaras. Estas cámaras ejercen una influencia fundamental sobre el poder aislante del perfil. La combinación de estos perfiles de PVC, junto con un sistema de doble vidriado hermético, conforma una dupla de excelencia inigualable en cuanto a eficiencia energética y acústica.
Las puertas y ventanas de amplias dimensiones son cada vez más requeridas por el mercado. Predominan los proyectos con grandes ventanales. Para satisfacer esta demanda, REHAU lanzó un nuevo sistema – llamado High-Design Slide – que será fabricado en la nueva planta de Rosario que permite la conformación de estructuras más amplias.•
www.rehau.com

 


La Greca Home -empresa especializada en el servicio de renovación de ventanas- realiza el recambio de ventanas simples con vidrios comunes, por ventanas con aislación y vidrios con DVH.

Fuente: Manual Práctico del Aislamiento Térmico en la construcción EPS-Poliestireno expandido -Asociación Argentina del EPS-.
Texto: Antonela Schiantarelli

 

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina