eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
64-pat-portada

La quinta de San Vicente, refugio de amor… descanso de todo trabajo… palabras de Juan Domingo Perón, nos invita a revivir la histórica cotidianeidad de sus últimos habitantes, quienes lucharon infatigablemente por una patria mejor. 

Contenida por un parque de 19 frondosas hectáreas de eucaliptos, fresnos, cedros azules y nogales, la histórica quinta de San Vicente, aquel “sitio solitario donde empieza la Pampa”, según describió Juan Domingo Perón a este solar que eligió parar pasar sus momentos de descanso junto a Evita, emerge silenciosamente, predisponiéndonos a vivenciar cada lugar, cada elemento con su delicado perfume a historia, imaginando la cotidianeidad de sus últimos habitantes, quienes lucharon infatigablemente por una patria mejor. San Vicente, donde se realiza cada año una importante Fiesta de la Tradición, fue elegida por Juan Domingo Perón como lugar de residencia, poco antes de asumir su primera presidencia, y hoy, aquella quinta donde pasaba los fines de semana en compañía de Evita, la histórica quinta 17 de Octubre, abre sus puertas convertida en museo, donde se puede visitar tanto la casa que servia de residencia al ex presidente de la Nación, como el nuevo museo que recrea la historia e incidencia del peronismo en la historia de la República Argentina.


El 30 de mayo de 1946, poco antes de asumir formalmente la presidencia, Perón compra la quinta al gobernador de la provincia de Buenos Aires Domingo Mercante. Mas tarde, la compra de otro terreno aledaño, completó las actuales dimensiones de la quinta. En el año 1947, comenzaron las obras para construir lo que hoy denominamos Casa Principal, un típico chalet de la década del 40’, con techo de tejas coloniales a dos aguas, frente de piedra Mar del Plata y largas galerías, acompañada de una caballeriza, una torre de agua y un muro perimetral, cuyos colores salieron de la paleta de nuestro artista plástico Quinquela Martín. No hay que esperar, sin embargo, encontrase en la casa con un testimonio arquitectónico de la época, ya que después de las destrucciones y abandono posteriores a 1955, la casa fue reformada en los años 70’ para el regreso de Perón, tiempo en el cual se agrega la Casa de Huéspedes, la Casa de Custodia y la Casa del Casero, y hoy, muestra la estructura y la decoración típica de un chalet de aquellos años.
Junto a la Casa Principal, se ubican construcciones realizadas en los primeros años que vivieron Juan D. Perón y Maria Eva Duarte. El Torreón, cuya construcción de forma circular, revestida en piedra, posee un mirador desde el cual Perón acostumbraba a contemplar la belleza de su frondoso parque; el aljibe, el palomar y el cruceiro, éste último, regalo del Alcalde de Pontevedra, a Evita en su paso por España en 1947. En su interior, nos recibe una gran sala de estar donde delicadas vitrinas exponen celosamente, fotografías del Gral. Juan D. Perón y Maria Eva Duarte, numerosas condecoraciones, bastones de mando y uniformes de él. En la casa de huéspedes, utilizada por María Estela Martínez de Perón, antes de emigrar a España, un lujoso biombo, obsequio del líder chino Mao Zedong a Perón, armoniza con el resto del mobiliario de la época de estos años. Al pasar al comedor, encontramos una bandera Argentina que es de 1820, bordada con hilos de oro y plata por las Carmelitas Descalzas, encontrada en la revolución del 55’ en el despacho de Eva. Desde el estar, precedido por un busto de Perón y un retrato de Evita, se observa en el jardín, el Monumento al Descamisado, parte de un grupo escultórico, en fino mármol de Carrara. A pocos metros de la casa, una réplica de una estación de trenes resguarda un patrimonio nacional, el tren presidencial de trocha angosta que, desde 1912, año que lo inaugura Victorino de la Plaza, vicepresidente en ese entonces, fue usado por los mandatarios argentinos, desde Hipólito Irigoyen hasta Raúl Alfonsin, pasando por José Uriburu, Agustín Justo, Roberto Ortiz, Ramón Castillo, Edelmiro Farell, Juan Domingo Perón junto con Eva Duarte, y Arturo Illia.
Se conserva la locomotora a vapor, el coche principal - con un living, dormitorios presidenciales, oficina y comedor -, el coche comedor y el de servicios - cocina y camarotes -, estos tres últimos, revestidos por fuera con madera de petiribí lustrada y barnizada, con vitrales y detalles, como el escudo nacional grabado en cada uno de los delicados picaportes. En el salón comedor, predomina el estilo imperio, cómodos sillones azules, madera de roble tallada y pinturas en el cielorraso, una alfombra calchaquí de color rojo intenso y una esplendorosa araña de bronce. Finalmente, dentro del perímetro del parque, se yergue de forma austera, el mausoleo donde descansan los restos de Perón y, en sus cercanías, un moderno conjunto de tres salas de exposición, donde a través de gigantografias, paneles tridimensionales y numerosa iconografía, presenta una interesante muestra sobre el peronismo comprendido entre los años 45’ y 55’. Este lugar histórico, merece ser preservado y conservado por todos los argentinos, cualquiera sea su bandera política. Desde el año 1992, pertenece a la provincia de Buenos Aires y, actualmente, depende de su Instituto Cultural.

Texto: Dis. Int. Ana Thorschmidt
Fotos: Arq. Heber Guruciaga 

Información:
Instituto Cultural de la Pcia. de Bs. As.

Presidente: Lic. Carlos Alberto D’Amico
Museo Histórico Provincial - 17 de Octubre Quinta San Vicente
Director: Sr. Fabián Brito
Dto. Técnico Museológico: Museólogo Rubén Novoa
Guía interviniente: Marcela Molinari

Horarios de atención:
• Establecimientos Educativos: miércoles a viernes de 10 a 16 hs.
• Público en general: sábados y domingos de 10 a 17 hs.
• Feriados: consultar el día anterior.
Teléfonos: (02225) 482260 ó 482509


Álbum de Fotos

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina