eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
dubai

Con una arquitectura de lujo basada en construcciones tecnológicas monumentales, Dubai ya se prepara para recibir a la era post-petróleo, diversificando su propuesta hacia el turismo exclusivo. Una recorrida por los extravagantes edificios de esta ciudad árabe que registra un crecimiento sin precedentes.

Teniendo muy en claro de que el oro negro pronto se agotará (y, con él, las jugosas divisas que genera) Dubai ha sido uno de los primeros centros petroleros que ha actuado en consecuencia. De esta manera, la ciudad más habitada de los Emiratos Árabes Unidos, la más próspera de la costa sur del Golfo Pérsico, ha diversificado su actividad económica hacia una propuesta de turismo basada en la arquitectura monumental, en grandes, imponentes e inéditos edificios de lujo.
Desde hace algunos años están aprovechando los petrodólares para acrecentar el sector de servicios, provocando que el rubro de la construcción sea sumamente rentable y generando un boom inmobiliario. Opulencia y gran escala son los denominadores bajo los cuales hoy se están construyendo hoteles, edificios y complejos que no tienen precedente.  Para diciembre de 2010 se espera la inauguración de Burj Dubai, el rascacielos más alto del mundo, con 162 plantas habitables que llegan a los 624 metros de altura. Contando la antena que corona su final, cuya luz podrá ser vista a 95 km a la redonda, el edificio llega a alcanzar 818 metros en 186 pisos.
Su base está inspirada en la forma geométrica de una flor cultivada allí y también en La India, la Hymenocallis blanca de seis pétalos, y cuenta con un núcleo del que sobresalen tres secciones laterales o alas que ascienden, cada una, a distinta altura, formando una escalera caracol que rodea al edificio y que sirve para contrarrestar los fuertes vientos y tormentas de arena propias de la zona.
La totalidad de la fachada del rascacielos está siendo tapizada con paneles de vidrio reflectivo, con secciones de aluminio y acero. Al estar cerrados herméticamente, no permiten que se incrementen las altas temperaturas en el interior, resultando un óptimo protector contra el calor del desierto. La cantidad de paneles de vidrio que se van a utilizar alcanzarían para tapizar, al menos, 17 estadios de fútbol. 
La zona financiera de Sheikh Zayed Road hace ya algunos años que es famosa no sólo por su caudaloso movimiento de dinero sino también por su arquitectura de lujo. No conforme con eso, Dubai presenta a 280 metros de la costa y sobre una isla artificial ganada al mar el hotel 7 estrellas Burj Al Arab, con su forma de vela gigante de una suntuosa embarcación (más precisamente de un dhow, navío tradicional árabe). Son 200 habitaciones distribuidas en una estructura de 300 metros de altura; las suites más chicas tienen 170m², cuentan con alfombras orientales y mármoles italianos, y una sola noche puede costar alrededor de 7 mil dólares. Los ascensores del hotel se desplazan entre paredes acuarios repletas de peces. La suite real, de 780 m², incluye camas giratorias, cine privado y 27 líneas telefónicas.
Pero el lujo de la hotelería de Dubai no se agota allí: ya está proyectada la construcción de Hydrópolis, un hotel en el fondo del mar que será el primer hotel submarino de lujo de todo el mundo. Su estructura será fabricada en Alemania y se está armando una agenda de espectáculos con los cantantes y grupos más exclusivos de su género para que hagan shows en ese extravagante lugar.
Construir islas en la costa parece ser la tendencia en el Emirato: mientras se planea The World, un complejo turístico de 250 islas dispuestas de tal manera que imitarán los contornos de un mapamundi, ya están en marcha las Palm Islands, tres enormes islotes que, juntos, tienen la forma de una palmera recostada sobre el mar y sobre los que se crearán hoteles de lujo, villas de residencia y departamentos. Todo esto, una vez terminado, terminará de configurar una particular arquitectura futurista en este rincón árabe que registra un crecimiento vertiginoso sólo comparable a las grandes urbes del gigante chino.
El desierto, a su vez, presenta interesantes propuestas de actividades recreativas para el turismo. El denominado “ataque a las dunas” o “dune bashing” es cada vez más popular en la zona: los turistas son llevados a las dunas de arena en un ATV 4×4 para iniciar una travesía de golpes a los médanos de arriba y abajo. También se puede practicar deslizamientos con esquí de arena, paseos en camello y participar en la expedición Barcos del Desierto, a través de la cual en media hora de viaje en una típica caravana árabe se presenta a los turistas las costumbres musulmanas propias de esa región.
Justamente, la convivencia de ciertos modos de vida milenarios con lo más vanguardista de la tecnología aplicada a la construcción, terminan de configurar en Dubai un mapa insólito y cautivador, digno de palpar en carne propia.~


Texto: Laureano Debat

AD_SENSE_txt_img_Col3

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina