eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
rotterdam_portada

Situada en la parte oeste de los Países Bajos, la ciudad de Erasmo es un destino ineludible para los amantes la arquitectura.

Nadie diría que Róterdam fue fundada a mediados del siglo XIII: hacia 1940 un bombardeo alemán borró de su centro casi todos los edificios, monumentos y huellas de esos orígenes. Sin embargo, de esta dolorosa supresión deviene uno de sus principales atractivos: la ciudad es única entre las europeas por su paisaje ordenado y ultramoderno, fruto, en parte, de la reconstrucción iniciada al finalizar la Segunda Guerra. Sin embargo, como atestiguan los edificios que se mantuvieron en pie luego del ataque, la arquitectura holandesa fue siempre audaz – pruebas irrefutables de esta afirmación son, salteando, la Casa Blanca (1898), la fábrica Van Nelle (1931) y el complejo de viviendas Kiefhoek (1930)- pero cuando se impuso la necesidad de empezar de cero (frase que debemos justamente a Erasmo de Rotterdam) la creatividad y la experimentación dominaron la escena como nunca.

De entre los edificios que se conservaron, el más antiguo es la Iglesia de San Lorenzo (1449 – 1525), única reliquia del gótico tardío que puede verse en la ciudad. El Schielandshuis es al mismo tiempo una solitaria muestra del barroco en Róterdam y su principal museo histórico. Vale la pena visitarlo para familiarizarse tanto con su cultura como con la arquitectura de Pieter Post, exponente del período. Es oportuno comentar que la mayoría de los museos de la ciudad se hallan en la zona llamada Museumpark y no habría forma de hablar de todos ellos. También vale aclarar que la doble condición de museo/edificación valorable en sí, no es exclusiva del Schielandshuis, sino que es compartida, por lo menos, con el museo Chabot y el Kunsthal. El Chabot atesora la obra del artista plástico homónimo de la corriente expresionista y es una imponente mansión, obra de G.W. Baas; el Kunsthal, obra de Rem Koolhaas, es una fabulosa construcción moderna de muros acristalados y aluminio cuya superficie (3300 m²) es no menos impresionante que su aspecto. Una de las caras laterales de la Casa Blanca evidencia el bombardeo. Fue construida en el estilo art decó por Molenbroek en 1898. Con 47 metros de altura fue el primer rascacielos de Europa. Al mirar la foto, nadie podría creer que la Van Nelle, antaño una fábrica de café y tabaco, date de 1931. Obra de Brinkman y Van der Vlugt, su límpida estructura de acero y cristal hizo de ella un hito de la arquitectura moderna. Según la Unión Internacional de Arquitectos, el barrio Kiefhoek (1930) se encuentra entre las 1.000 estructuras más importantes del siglo XX. Fue diseñado por Oud y es un ejemplo perfecto del movimiento moderno. Las visitas guiadas permiten aprender al respecto. Amén del Kunsthal, para alcanzar a describir algunas de las extraordinarias creaciones de posguerra, emblemáticas del paisaje urbano roterdamés, habrá que dejar al lector la tarea de indagar sobre el precioso Ayuntamiento, el antiguo Hotel Nueva York, y el bellísimo Delfshaven (pequeño puerto interior que esquivó el bombardeo atestado de pintorescos bares y restaurantes). Insoslayable entonces son las Casas Cúbicas (1984) del centro, que Piet Blom concibió como vecindario integral. Son 40 inmuebles inclinados a 45 grados en los que lo estético parece burlarse de la funcionalidad. Están ocupados, pero una de ellos se reserva para que el visitante viva el vértigo que producen las paredes convergiendo hacia él. La experimentación arquitectónica y el consiguiente aspecto futurista de Róterdam no se detuvo ni en los numerosos rascacielos que le han granjeado el nombre de “La Manhattan del Mosa” (el Mosa es el río que bordea la ciudad), ni en la novísima Maastoren (la torre más alta de Holanda), ni siquiera en el etéreo Puente de Erasmo (un ala blanca de 800 metros de largo que conecta el norte y el sur de la ciudad), y avanza ahora sobre las aguas: tres “iglúes” flotantes y traslúcidos son el germen de un proyecto destinado a florecer en un barrio trasladable que se abastecerá de energía solar. Róterdam fue la primer ciudad de Europa en tener un metro, la primera en tener una senda peatonal comercial y su arquitectura es de vanguardia. ¿Quién dudaría en elogiarla?

Fotos: cedidas por la Oficina de Turismo y Congresos de Holanda
Texto: María Soledad Franco

 

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina