eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
barcelona

Es conocida como la capital del modernismo arquitectónico, de la historieta y, últimamente, como la meca a la que peregrinan quienes gustan del diseño y la indumentaria de vanguardia. También por sus bares, playas, restaurantes, mercados y ferias. En esta nota, una mirada a la infinita Barcelona.

En Barcelona hay tanto arte que uno puede pisar un Miró. (No lo intente en el museo, vaya por el pavimento decorado del llano de la Boquería). Gaudí hizo en esta ciudad sus primeras armas y dejó como testigos del amor por su tierra natal no sólo muchas de sus obras, sino una impronta que puede detectarse hasta en el estilo con el que se prepara un sándwich en el chiringuito playero más humilde.
Por eso sus mercados y sus ferias son tan lindos; los objetos y la indumentaria tan particulares. Barcelona tiene, en proporción de habitantes, tres veces más restaurantes que otras capitales con gran tradición turística, como París o Roma y otro tanto podría decirse de sus bares y mercados. Es una ciudad cosmopolita en la que sin embargo, el amor a una tradición y una identidad propia, lograron que el catalán -que suena a música- fuese idioma oficial junto al castellano. Tal vez este dato sirva para dar una idea del modo en que la ciudad eligió fusionar lo global y lo propio; esperamos que el resto de la nota sirva para ilustrarla.
Barcelona es la capital de la Comunidad Autónoma de Cataluña. Es la segunda ciudad más poblada de España, después de Madrid. Se ubica a orillas del mar Mediterráneo, unos 120 km. al sur de los Pirineos y de la frontera con Francia. Por pertenecer a una comunidad autónoma y para facilitar su administración, ha sido dividida en diez distritos. El más visitado de estos distritos es, sin duda, Ciutat Vella, que engloba la zona territorial de la Barcelona antigua. De aquí conoceremos el barrio Gótico, el Raval, el Born y la Barceloneta.


El Gótico conserva muestras del origen romano de la ciudad en murallas y partes de edificios de auténtica belleza. Junto a estas reliquias podemos encontrar una escultura del siglo XX o edificios que han sufrido a lo largo de los siglos diversas remodelaciones y, por lo tanto, presentan elementos importantes o característicos de diferentes épocas. En sus calles estrechas y empedradas, atestadas de tiendas de artesanías, es común ver paseantes de todo el mundo. Aquí hay que conocer el Palacio de la Generalitat de Cataluña, sede del Gobierno Catalán, de estilo renacentista y en cuyo interior se halla el famoso Patio de los naranjos adornado con un campanario de 1568; el Ayuntamiento ubicado en la bella plaza Sant Jaume, de marcado estilo gótico; y, por supuesto, la Catedral de Santa Eulalia que se empezó a construir en el siglo XIII y fue sumando elementos de los siglos sucesivos hasta que, en el XX, dos arquitectos catalanes terminaron su fachada en base a un dibujo del XV de un arquitecto de origen francés, por lo que no es de estilo gótico catalán, sino nórdico. Por supuesto hay mucho más. El visitante descubrirá a cada paso cómo el diseño y la originalidad de los bares y tiendas del Gòtic lucen de forma especial en sus callejuelas cargadas de historia y de cultura. Es de estricta obligación terminar el recorrido por esta zona con un buen vino en el Andú acompañado de unas tapas caseras.
El Born y el Raval: el Born se ha convertido, desde finales de los 90, en el barrio en el que se alinean las tiendas de artículos de diseño más novedosas, y también congrega una gran oferta gastronómica tan variada como los precios a pagar. El Raval está lleno de librerías y pequeñas galerías de arte (Distrito Quinto es ya un mito) que exhiben la obra de artistas en sus inicios, a modo de plataformas de despegue. Hay muchas tiendas con propuestas no masificadas y varios bares terrazas, entre los que sobresale el Ra por lo barato y por su cercanía con el mercado de la Boquería.
Barceloneta es magnífica. Por su proximidad al mar, los pescadores fueron los primeros en establecerse en esta parte de la ciudad que estuvo prácticamente deshabitada hasta 1754 cuando se empezaron a construir las primeras casas y el barrio se llenó de pescadores y gitanos. Su origen de barrio humilde no se ha borrado del todo y se superponen allí los más lujosos restaurantes con bodegones y bodegas. Su playa es una de las más animadas de la ciudad tanto de día como de noche, cuando abren los chiringuitos y pubs instalados en la arena en los que se recomienda cenar o extenderse tomando una copa hasta el amanecer. Aquí se encuentra el Palau de Mar en el que actualmente funciona el Museu d’Història de Catalunya. La Barceloneta también comunica con el Port Vell, la porción de ciudad que Barcelona ganó al mar.
Las Ramblas: ¿qué decir de ellas más? Si no fueron pisadas es porque no conocieron Barcelona. Bares, puestos de flores y pájaros, artistas callejeros  y una cantidad de gente realmente impactante se reúnen allí a diario. A tan sólo 500 metros, camino al Port Vell, se halla el Mercado de la Boquería, el más importante de la ciudad y una verdadera fiesta de los sentidos.
La ruta del modernismo: la Secretaría de Turismo de Barcelona ofrece la posibilidad de un recorrido ya planeado por las obras más representativas, no sólo de Gaudí, sino de Lluís Domènech i Montaner (1850-1923) y Josep Puig i Cadafalch (1867-1956), que junto con otros arquitectos hicieron de la ciudad la capital mundial de este movimiento. Tomando esta ruta se puede conocer a fondo edificios y construcciones imprescindibles, como el templo de la Sagrada Familia, el Palau de la Música Catalana, el Hospital de Santa Creu i Sant Pau y, por supuesto, el magnífico Parc Güell, las impresionantes Casa Milà (también denominada La Pedrera) y la Casa Batlló.
Hasta aquí lo imprescindible (o tal vez sólo una parte de ello); para disfrutar del resto deberíamos perdernos en las entrañables calles de la infinita Barcelona.~

Texto: Soledad Franco
Fotos: Laura Maiori y Andrea Sosa

ES CONOCIDA COMO LA CAPITAL DEL MODERNISMO ARQUITECTÓNICO, DE LA HISTORIETA Y, ÚLTIMAMENTE, COMO LA MECA A LA QUE PEREGRINAN QUIENES GUSTAN DEL DISEÑO Y LA INDUMENTARIA DE VANGUARDIA. TAMBIÉN POR SUS BARES, PLAYAS, RESTAURANTES, MERCADOS Y FERIAS. EN ESTA NOTA, UNA MIRADA A LA INFINITA BARCELONA.

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina