eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Le-Meridien-Bora-Bora-1143748

Al oeste de Tahití, en la isla más emblemática de la Polinesia francesa, un complejo de hermosas construcciones sorprende al visitante. Es Le Méridien Bora Bora, mucho más que un hotel.

Si bien la firma Le Méridien es garantía de buen gusto, el efecto que producen las 99 cabañas situadas sobre la laguna o sobre las arenas coralinas de la playa es de ensueño. Un espejismo. La impresión se refuerza porque, pese a pertenecer a una gran cadena, lejos de transponer un ambiente foráneo, Le Méridien Bora Bora tiene un estilo auténticamente polinesio.
La leyenda cuenta que Bora Bora era una de las cinco lunas de Tahití y que quien la mirase con fijeza se volvía loco, hasta que cierto dios, molesto por el maleficio, la hizo caer convirtiéndola en “la perla del pacífico”. La sobrenatural belleza del lugar sería la compensación del dios por los males sufridos.
Le Méridien Bora Bora se halla en la región meridional de Motu Piti Aau, un islote de 10 km, a 20 minutos en lancha del aeropuerto y a cinco de la isla principal. Desde sus instalaciones se puede contemplar el Monte Otemanu, la exuberante vegetación tropical, las aguas turquesas del Pacífico Sur.
Este complejo vacacional ofrece cinco categorías diferentes de cabañas: Beach, Over-water, Premium, Suites Pool Beach y Villas Pool Beach.
Las cabañas Beach son las ubicadas frente a la playa y su superficie es de aproximadamente 60 metros cuadrados. Cuentan con vestidor, cama tamaño queen o dos camas individuales. Todas fueron construidas con maderas nobles bruñidas, ventanas tipo persiana y techos de paja; la tapicería en tonos tierra y las cortinas en arena son la única decoración que requieren para brindar un ambiente de lo más confortable; complementado con teléfono con llamadas directas, televisión satelital, reproductor de CD, DVD y MP3, minibar, cafetera y aire acondicionado. Los baños están provistos con variados artículos de tocador, bañera y ducha separada. Cada Beach ofrece además una playa privada con sillas y hamacas.
Las Over-water están, como su nombre lo indica, justo sobre el agua y para perplejidad y fascinación del huésped, gran parte de sus pisos son de vidrio. Sus amplias terrazas parecen hechas para sentarse leer o a admirar el claroscuro del atardecer. Desde ellas se baja directo al agua cálida por medio de la escalera que hace pie en la laguna misma. Brindan idénticos servicios que las cabañas Beach.
Las Premium Over-water son ideales para los viajeros que buscan romanticismo y privacidad. Sus vistas son las mejores del centro vacacional y cuentan con todos los servicios mencionados anteriormente.
Las suites Pool Beach se hallan junto a la laguna privada interior y tienen capacidad para un máximo de cinco huéspedes. Suman a las características de las cabañas Beach una amplia terraza y una piscina que, para la seguridad de los niños en caso de haberlos, puede estar cubierta.
Las villas Pool Beach fueron planeadas para familias o grupos de amigos y tienen todo lo que tiene que tener para que los huéspedes estén más que cómodos: desde la plancha hasta el secador de pelo pasando por la bata y las zapatillas de cama. Inauguradas en 2009, cuentan con dos dormitorios separados y una amplia sala de estar con vista a una terraza privada y a una piscina. También se hallan junto a la laguna privada interior, y pueden alojar hasta ocho personas.
Entre otros servicios que ofrece el hotel se destacan: acceso a Internet de alta velocidad, servicio de comida en la habitación las 24 hs., caja de seguridad (también en la habitación) y llamadas directas internacionales.
En este reducto edénico no hay calles ni autos y, sin embargo, las posibilidades de diversión no se acaban en la playa. Las amenidades gratuitas incluyen: piscina, equipos para practicar snorkeling (aletas, máscaras), kayak/canoas polinesias, botes a pedal, ping pong, billar, vóley , traslados de cortesía hasta la isla principal y actividades para los niños como patio de juegos, tablas de windsurf pequeñas y equipos de snorkeling.
Además, el hotel participa en un programa del Ministerio de Medio Ambiente para la protección de tortugas, gracias al cual se puede observar cómo viven he incluso nadar con ellas junto a un supervisor.
Para relajarse, se puede optar por una comida temática en el elegantísimo restaurante Le Tipanie o en Le Tiare, ambos con vista a la laguna interior del centro vacacional; otra opción es Le Te Ava que, ambientado como una aldea tradicional tahitiana, es perfecto para almuerzos y cenas románticas. Si prefiere algo más informal, podrá saborear el cóctel de la casa en el Miki Miki Bar, diseñado como la proa de un barco orientada hacia el Monte Otemanu; o simplemente comer algo liviano en el bar de la playa Fare Tupa, en traje de baño.
Se entendería si aquel dios que embelleció Bora Bora hubiese inspirado este hotel para compensarnos con creces.~

+ info: www.andares.com.ar

AD_SENSE_txt_img_Col3

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina