eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Frei otto. El alemán fue el ganador del máximo galardón de arquitectura en esta edición, un día después de su fallecimiento. “Otto fue un arquitecto, visionario, utópico, ecologista, pionero en materiales livianos, protector de los recursos naturales y un generoso colaborador de arquitectos, ingenieros y biólogos, entre otros”, fue el anuncio del jurado.

Frei Otto falleció a los 89 años, el día 9 de marzo de este año. Un día después, se conoció públicamente que el ganador de la cuadragésima edición del Premio Pritzker era él. La organización del premio ya se lo había informado al arquitecto antes de que este falleciera, pero como el Pritzker no puede ser un galardón póstumo, se vieron obligados a adelantar el fallo. Es la anécdota que enmarca la entrega del primer Pritzker póstumo.
En este sentido, Tom Pritzker, Presidente de la Fundación Hyatt que patrocina el premio, declaró antes los medios: “Nuestro jurado estaba claro que, en su opinión, la carrera de Frei Otto es un modelo para generaciones de arquitectos y continuará su influencia. La noticia de su muerte es muy triste, sin precedentes en la historia del premio. Estamos agradecidos de que el jurado le otorgó el premio mientras él estaba vivo. Afortunadamente, después de la decisión del jurado, representantes del premio viajaban a casa del Sr. Otto y fueron capaces de reunirse con él a compartir la noticia. Durante la ceremonia de premios de este año premio Pritzker en Miami el 15 de mayo, vamos a celebrar su vida y obra atemporal.”
El fallo del jurado hizo hincapié en la influencia de Otto como ejemplo para las nuevas generaciones de arquitectos, sus preocupaciones ecológicas y económicas en cada proyecto. Y esa fue la huella que dejó en sus memorables edificios.


Otto es maestro en la construcción de estructuras tensadas y de membranas livianas (siendo uno de los pioneros de este tipo de obras), y ha encabezado avances en matemática estructural e ingeniería civil.
Autor del icónico Estadio Olímpico de Munich (1972), entre sus obras más destacadas podemos mencionar el aviario del Zoo en Múnich, y el pabellón japonés para la Exposición Universal de Hannover,con Shigeru Ban.
Formas orgánicas y una fuerte relación entre arquitectura y biología, construcción y naturaleza, mínimos materiales, cubiertas tensadas, máximas prestaciones, lo temporal convertido en permanente y lo sustentable a la vanguardia. Todos estos rasgos estuvieron presentes en sus obras.
Queda por mencionar otra curiosidad de la vida de Frei Otto, vinculado sobre todo a su encuentro con la arquitectura por primera vez. A los 18 años, el joven Otto se alistó en la Fuerza Aérea Alemana y participó de la Segunda Guerra Mundial, siendo capturado por los aliados en Francia. Allí, como prisionero, permaneció dos años en trabajos de reparación y construcción de edificios. Así fue como, al concluir la guerra, Otto ingresó en la Universidad Tecnológica de Berlín y allí empezó su recorrido académico que lo llevó a seguir estudiando: siguió con sociología, urbanismo e ingeniería.
Nos quedamos con el veredicto del Jurado, que explica de manera simple y concisa por qué Otto es merecedor del máximo galardón de arquitectura mundial. Otto “toma inspiración de la naturaleza y los procesos encontrados ahí, él vio maneras de usar las últimas cantidades de materiales y energía para generar espacios. Él practicó y avanzó ideas de sustentabilidad, incluso antes que la palabra fuera acuñada (…) por sus ideas visionarias, su creencia en compartir libremente conocimientos e invenciones, su espíritu de colaboración y la preocupación por el uso cuidadoso de los recursos, el Premio de Arquitectura Pritzker 2015 es otorgado a Frei Otto”•
Fuente y fotos: www.pritzkerprize.com

 

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina