eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

1950-2016. Supo abrirse camino, imponer su estilo propio e innovador y dejar su huella en la arquitectura mundial. La arquitecta de lo imposible: Zaha Hadid.

En Bagdad, el 31 de octubre de 1950, nació Zaha Hadid. Su madre tendía a la vida artística, mientras su padre era un banquero con éxito que se dedicó a la política y fue uno de los fundadores del Partido Nacional Democrático Iraquí. En ese contexto, Zaha fue criada entre Suiza e Irak por monjas francesas, con una educación propia de la elite intelectual.
Primero matemáticas en la Universidad Americana de Beirut, Líbano. Luego, en 1972, continuó sus estudios en la Architectural Association School de Londres, un espacio donde la libertad imaginativa era la base. Allí en el Reino Unido, y bajo la tutoría de Rem Koolhass, empezó a dar sus primeros pasos como arquitecta, una profesión que en aquel entonces, en su país natal, no tenía espacio para las mujeres.
Luego, en 1979 fundó su propio estudio de arquitectura en la capital británica, ciudad en la que la arquitecta iraquí pasaría la mayor parte de su vida.
Tuvo siempre una actitud combativa para ganar su lugar en una profesión que ella consideraba, no dejaba lugar a la mujer. Así, construyó su primera obra en 1994, fue la estación de Vitra Fuego en Weil am Rhein , Alemania . Su trabajo siguió, sin mucha popularidad y con muchas críticas. Zaha desafiaba la gravedad en sus proyectos y trabajó obsesivamente con las curvas, cualquiera fuera la función del edificio. Con un estilo propio, mezclaba formas orgánicas, y esa innovación logró inspirar toda una nueva tipología de diseño, desde edificios hasta muebles.


Fue en el año 2000 cuando consolidó su reputación como arquitecta y empezó a admirarse su obra en el mundo, callando a quienes decían que sus edificios no se podían construir. Además de realizar el Pabellón de la Serpentine Gallery de Londres , ese año inició la obra del Centro de Arte Contemporáneo de Cincinnati, el primer museo estadounidense hecho por una mujer. Inaugurado en 2003, el The New York Times lo describió como “el edificio más importante construido en Estados Unidos después de la Guerra Fría”.
Luego, Zaha alcanzó otra conquista en 2002, cuando construyó un trampolín para esquiadores en Innsbruck, Austria. El mundo ya miraba su obra con otros ojos. El prestigio y el respeto por el trabajo de esta arquitecta era consensuado entre sus colegas; una mujer empezaba a lucirse en un ambiente que había sido reservado a los hombres durante mucho tiempo.
Tenía 54 años cuando se convirtió en la primera arquitecta en recibir el máximo galardón de la arquitectura mundial. En 2004, el Premio Pritzker llegó a su carrera para consolidar, en el dictamen del jurado, lo que de ella se empezaba a decir.
Premiada por su imaginación sin límites, desde entonces construyó edificios que hoy son hitos de la arquitectura, como el de la Central de BMW en Alemania; la Academia Evelyn Grace, en Brixton, el conjunto residencial Viaductos Spittelau, en Viena; la Sala de conciertos J. S. Bach, en Manchester; el pabellón de arte móvil Chanel; el Colegio Evelyn Grace, en Londres; el Maxxi: Museo de las artes del siglo XXI, en Roma, la Ópera de Guangzhou, en China (2010), el Centro Acuático de los Juegos Olímpicos de Londres, el Centro Cultural Heydar Aliyev, en Bakú. Estas son apenas algunas de las innumerables obras y proyectos que llevó a cabo Zaha Hadid junto a su estudio.
El año pasado se convirtió además en la primera mujer en recibir la Medalla de Oro del Royal Institute of British Architects (RIBA Royal Gold Medal), premio que ya había recibido en otras dos oportunidades junto a su estudio Zaha Hadid Architects. Sir Peter Cook alabó su trabajo en la ceremonia de premiación: “Si Paul Klee tomó una línea para dar su paseo, Zaha tomó las superficies impulsados por esa línea para lograr un baile virtual y con destreza, las dobló una sobre otra para llevarlas por un viaje al espacio”.

El pasado 31 de marzo, Zaha Hadid falleció, producto de un ataque al corazón en un hospital de Miami, a los 65 años de edad. Con su partida, la arquitectura perdió a una mujer que se animó a desafiar los límites con su audacia y que dejó su huella en el mundo entero y en las futuras generaciones de arquitectos y arquitectas.
Volúmenes livianos, formas puntiagudas y angulosas, los juegos de luz y la integración de los edificios con el paisaje marcaron su estilo orgánico y deconstructivista. De ella se dijo, se dice y se continuarán diciendo, por la perpetuidad de su obra, los calificativos y frases más expresivos. “La reina de la curva”, “Vanguardista”, “La arquitecta del caos controlado”, la ejecutora de “una arquitecta sin miedo”. Como dijo el reconocido Rem Koolhaas al conocerla: “es un planeta en su propia órbita inimitable”.
Todo da testimonio de una de sus teorías, que seguirá tan viva como su obra: “Yo todavía creo en lo imposible”. Y así será recordada: como la arquitecta de lo imposible.

Fotos: www.v2com-newswire.com

Solari_300

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalWhatsApp
+54.0221.463-5641
La Plata, Buenos Aires, Argentina

Tudor had no other choice than to bring another ultra-cool piece. And here it is, steady overall performance Movement type: top automatic mechanical movement, on the other hand, 15, pairs nicely with a vintage Ferrari 365 GT 2+2. replicawatches.ltd replicas watches Swiss-made ETA 2895-2 elaboree-grade automatic movement with 27 jewels Swissking.net.co is definitely not a website that sells watches and manages to stand up to its name. irichardmille affordwatches They dont manage to sell amazing watches and their service seems to lack a good service and great delivery for their products too. With such a high level of unprofessionalism nobody should even consider ordering a watch from this website.