eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
bella integracion estudio alessio stoichevich

Obra de los arquitectos Marcos Alessio y Romina Stoichevich, esta casa integra estilo, funcionalidad y entorno para dar belleza.

La vivienda que usted ve adopta la forma rectangular y se resuelve en dos plantas porque es en esencia su propósito sacar el mayor provecho de cada centímetro construido: la idea es dar respuesta a las necesidades de la familia propietaria ocupando la justa parte del predio sin restar importancia al parque.
El estilo moderno de la estructura, evidente en la fachada sobria exonerada de pretensiones, no es el resultado del sometimiento a la corriente dominante de la arquitectura actual, sino una solución bien pensada que enlaza la obra con la historia, el ámbito y su gente.
Sicardi es un barrio alejado del centro de la ciudad en el que no se permiten altos edificios, casas estupendas pero no lujosas prosperan en amplios terrenos y el cuidado y respeto por la naturaleza (plasmado en el sitio de Internet armado por los vecinos) se revela como parte de un proyecto de convivencia atento al deseo individual de atardeceres tranquilos en los que se escuche el canto de los pájaros.


No es casual, entonces, que se haya escogido un cerco vivo y no un muro como frontera con la calle ni que un bello jardín anteceda la madera de la puerta que oficia de entrada principal a la blanca construcción de lineamientos simples y sintéticos que encuentra en el paisaje su complemento y perfección.
Es que la propuesta del estudio Alessio Stoichevich se suma con innegable personalidad al proyecto colectivo y determina su implantación y morfología con la funcionalidad y la armonía como premisas. Así, de los dos prismas rectangulares independientes que componen la casa, el volumen superior fue implantado longitudinalmente sobre el lado proporcional del terreno y cruzado perpendicularmente por el que se posa sobre el suelo, generando un juego de espacios cubiertos y semicubiertos en estrecha relación con el afuera y nutridos de luz natural.
Siempre atentos a la idea de que la solución más sencilla es también la más elegante, los arquitectos dispusieron que la planta baja aloje los espacios sociales habituales –estar, cocina, comedor- más un ambiente multifuncional capaz de alojar la individualidad de los habitantes. Es una planta dinámica y abierta que se encuentra en estrecha relación con el parque al cual todas las zonas se expanden, y que a la vez ofrece contención. Todos los espacios se integran en un gran ambiente acogedor y flexible que ignora las divisiones físicas formales. Los ángulos de las estancias son de vidrio sin parantes verticales en la carpintería. De esta manera las vistas son siempre a través de las aristas.

La planta alta concebida como un prisma puro y materializado como una caja muraria y compacta, da la sensación de estar suspendida. En ella se ubican los dormitorios, con balcones y terrazas anexados, que brindan a los cuartos expansiones visuales del entorno al tiempo que los resguardan del exterior con esta sucesión de espacios controlados en los que la importancia adquirida por el simple brise soleil exhibe la calidad del diseño: cada elemento constructivo tiene un valor en sí mismo sin dejar de articularse al conjunto en el que todo apunta al vínculo indisoluble de función y forma.
En el mismo sentido, la pared estructurante de la vivienda, en la que se incrustan los peldaños que conducen a la planta alta, es revestida en piedra destacando así su papel y aportando a la par calidez a la geometría pura y despojada. El hogar, también en piedra y los cielorrasos de hormigón visto revelan la importancia concedida a la potencia expresiva de los materiales.
El blanco de las paredes, del resto de los cielorrasos y los pisos de mosaico granítico pulido en la planta baja, más los grandes paños vidriados por los que ingresa el verde, se vigorizan gracias a la elección de un mobiliario moderno –la silla BKF es una declaración de principios- que no escatima el color y estimula el optimismo.
Los pisos símil madera de la planta alta favorecen un aura de tibieza que hace sistema con su uso. Los dormitorios revelan la personalidad de sus ocupantes en el color.
Si lo bello, como dijo Kant en el S XVIII, es una manera de encontrarnos con la naturaleza y nuestros congéneres sin destruirlos ni dominarlos, la casa diseñada por Alessio y Stoichevich encontró en la integración su clave.•

Fotos: Leandro Arévalo
Texto: Soledad Franco

[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Vivienda unifamiliar
Ubicación: Barrio Sicardi, La Plata
Año de construcción: 2013
Sup. del terreno: 595 m²
Sup. de la casa: 200 m²

[ PROYECTO ]
Estudio Alessio Stoichevich
Arq. Marcos Alessio
Arq. Romina Stoichevich
www.as-arquitectos.com.ar
221-154553202

 

Solari_300

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalWhatsApp
+54.0221.463-5641
La Plata, Buenos Aires, Argentina