eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Hudson. Las formas en todo sentido, definen identidad. El contexto participa de las mismas, las moldea, las condiciona, las altera. Y también en la arquitectura puede verse reflejado ese concepto. En esta vivienda del Estudio Córdova Estévez se materializan estas premisas.

“Un cubo puede descomponerse, explotar. Si lo entendemos como una geometría base, de punto de partida y no como el fin en sí mismo. Las formas arquitectónicas pueden ser manipuladas, en todo caso el cubo perfecto es una decisión, y no la consecuencia de la falta de sensibilidad.” Bajo esta conceptualización, el estudio dirigido por los arquitectos Esteban Córdova y Fernando Estévez introduce las ideas que rigen el proyecto de esta vivienda ubicada en el Barrio Privado Las Golondrinas.
La forma pensada para otorgar situaciones o experiencias espaciales a los habitantes, protagonistas de esta reflexión disciplinar sobre la arquitectura, es otra de las premisas rectoras.
Por eso mismo, y en el caso específico de esta casa, se pensó esta ruptura del cubo que permite tener tanto en su exterior como en su interior, lugares que cambian su escala, su condición espacial, sus relaciones funcionales, sus conexiones visuales, y por ende cambia su percepción; cambian las sensaciones.
La vivienda fue proyectada precisamente pensando en esos momentos: de transición, de cobijo, de esparcimiento, de descanso, de contemplación. Y la arquitectura y sus herramientas, como las formas, los materiales, la composición/descomposición de los elementos, fueron cuidadosamente elegidas para dar sentido a la propuesta de habitar buscada.






Se aprecia desde el exterior su fachada de líneas rectas donde se destacan los volúmenes que la componen. En el contrafrente, esa composición da forma a una galería semi cubierta donde se proyectó un área de parrilla vinculada a la piscina con deck.
Los dos volúmenes superpuestos mencionados, ubicados de manera tal que genera pequeños voladizos, conforman esta casa, donde la distribución siguió la lógica de diseñar los espacios sociales en planta baja y los privados en la alta, buscando la intimidad de los moradores.
De esta manera, la cocina y el comedor forman un único ambiente, conectado al living donde se encuentra la escalera desde la que se accede a la planta alta; allí, un pasillo distribuye a los dormitorios, uno de ellos en suite, y otros dos divididos por otro cuarto de baño.















Un lenguaje limpio y ordenado, espacios luminosos y amplios, y materiales nobles logran sintetizar un diseño funcional que se hace presente en cada rincón de esta vivienda, materializando la idea de dos plantas compactas, y dividiendo la parte privada de la pública, siempre priorizando la cuestión identitaria de la vivienda.
En este sentido, el Estudio Córdova Estevez caracterizó los espacios para darles identidad; una identidad que termina de fusionarse con la de sus habitantes. No es casual que cada miembro de la familia pueda sentirse a gusto o cómodo en distintos lugares de la casa, ya que empatizan con distintos rincones, y esos lazos van creando una unidad entre la casa y sus moradores; un lazo que propone una forma de vida, de habitar.

Fotos: Leandro Arévalo

[ INFORMACIÓN ]
Ubicación: Barrio Las Golondrinas, Hudson
Sup. terreno: 722 m²
Sup. construida: 220 m²/ semicubierta: 80 m²

[ PROYECTO ]
Córdova·Estevez Arquitectura
(011) 3094 1981
www.cordovaestevez.com


Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina