eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

City Bell. Obra de las arquitectas María Julieta Etchart y María Laura Garganta, esta vivienda se propone como un refugio para encontrarse. Un lenguaje simple, sintético, eficiente y reflexivo que permite que la forma se transforme en significado.

La vivienda que compartimos en esta nota se desarrolla sobre un lote de 20 x 45 mts, dentro del Club de Campo Grand Bell II, con el norte por delante y sobre una calle arbolada.
La casa fue proyectada para albergar a un matrimonio con dos hijos varones. Las cuestiones singulares diseñadas dentro del programa fueron una galería amplia- flexible y un pequeño taller de trabajo, refugio para el propietario.
Con esos requerimientos las arquitectas avanzaron en una propuesta que se define en dos niveles: lo social en planta baja y lo privado en planta alta. La planta baja se dispersa, toma el lote y va estableciendo secuencias espaciales: el acceso semicubierto-el patio que articula el programa-el desarrollo del área social abierta a la galería, protagonista del uso intensivo del fondo.
Esta misma galería también se abre plenamente a su derecha, con un gran voladizo, donde se desarrolla un bosque de fresnos en su lateral. 













Así, en esta dinámica se perciben las secuencias de este hogar: se ingresa pausado, se recorre, se integra y se separa el programa.
Un mueble-función articula las dos áreas de uso; un sector de uso diario con cocina-estar, y otro sector más grupal, ideal para recibir visitas, vinculado más plenamente a la galería-parrilla.
El patio no solo articula el programa, dejando la caja de madera del taller como una estrategia visual y material, sino que permite el ingreso de luz natural que viene del norte. En este sentido, en invierno es el lugar de sol de la casa, aportando una calidez única.
La planta alta es un vagón de dormitorios que cruzan el lote tomando la buena orientación Noreste. De esta manera, se vuelca sobre un costado, liberando no solo el ingreso de luz a las habitaciones sino también articulando con la planta baja a través de un gran espacio en doble altura que define la asociación de las plantas.
Esa gran doble altura se suma al patio, definiendo el carácter y el clima de la vivienda, logrando un interior vivo.





Simplificar el lenguaje siempre es parte de la búsqueda de las arquitectas en sus proyectos, así como encontrar síntesis desde los materiales. La propuesta es que la forma se transforme en significado.
En este caso, el blanco, el gris y la madera son los elementos que junto al vidrio definen los componentes materiales. En tanto, el lenguaje hace uso de estos materiales pero se define por sus búsquedas de pureza espacial, abstracción, estructuras simples, ordenadas. Lo sencillo, lo eficiente y lo reflexivo como premisas ineludibles. La casa se proyecta como un reflejo de la vida, un refugio para encontrarse.

Fotos: Leandro Arévalo

[ PROYECTO ]
María Julieta Etchart Mandon
María Laura Garganta
@arquitecturaeg

[ INFORMACIÓN ]
Ubicación: Club de Campo Grand Bell 2
Sup. Terreno: 920 m2
Sup Cubierta: 245 m2/Semicubierta: 97 m2
Año de Proyecto: 2017

[ PROVEEDORES ]
Alejando Lo Grasso (Art. de iluminación) / Aukot (Aberturas de PVC) / Cerámicos La Plata (Revestimientos) / Giliberto (Prod. Metalúrgicos)
Joaquín Ávila (Mesa comedor) / Santiago Magliano (Amoblamientos, puertas y fogón) José Luis González (Sillas Acapulco) / Solare Hunter Douglas (Cortinas)


Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina