eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
diseno-de-comedores

Comedores. Es el espacio donde agasajamos a familiares, amigos y visitas con delicias culinarias; es un lugar de reunión alrededor de la mesa, para compartir un buen momento. El comedor es sin duda una estancia reservada para momentos especiales.

En el último tiempo, las cocinas integradas con barras e islas han reemplazado al antiguo comedor diario, creando un espacio nuevo que supone otro tipo de mobiliario y otra propuesta en cuanto a diseño y decoración. Así, mientras la cocina se convirtió, en muchos hogares, en el nuevo lugar diseñado para comer a diario, el comedor se fue consolidando como estancia de reunión alrededor de la mesa en ocasiones especiales.
Pero como en el modo de vivir una casa no hay reglas, sino gustos personales, proyectar un comedor, diseñarlo y elegir sus muebles dependerá mucho de nuestra forma de habitarlo. Definiendo el uso de este espacio, como lugar especial de reuniones y para recibir visitas, o como comedor de uso diario del grupo familiar, podremos tomar las decisiones necesarias en cuanto a cómo organizarlo.
En este sentido, y a pesar del tipo de uso que se le otorgue al espacio, hay ciertas características que no deben perderse de vista a la hora de definir un comedor. Comodidad, practicidad, muebles funcionales que permitan desarrollar las tareas de manera confortable, su correcta elección y adecuada distribución, y un diseño integral para alcanzar una propuesta armónica.
Uno de los conceptos a tener en cuenta es que el comedor debe adaptarse a la composición de la familia y sus hábitos. Cantidad de ocupantes, intensidad de uso, presencia de niños, son algunas razones. Esto determinará el elemento principal del ambiente, la protagonista indiscutida que hará que todo gire alrededor suyo: la mesa.
Cualquiera sea su material y forma, todo se dispone a su alrededor, y es por eso que su elección
es fundamental.
La mesa rectangular es la más tradicional. De acuerdo al espacio con el que se cuente, se asignará una cantidad de lugares de cada lado, sumado a las dos cabeceras. Muchas de estas mesas ofrecen la posibilidad de extenderlas o plegarlas de acuerdo a la cantidad de comensales, privilegiando el confort de acuerdo al modo en que se utilice.


Por su parte, la mesa redonda ofrece otro tipo de ventajas; al no contar con cabeceras, la disposición de los comensales genera mayor sociabilización, permitiendo una relación más dinámica con el centro de la mesa al alcance de todos por igual. Además, al no tener esquinas, en caso de necesidad puede forzarse un poco su capacidad.
Las mesas cuadradas, poseen ciertas características de las dos mencionadas. Se trata de un modelo contemporáneo, con ángulos rectos y lados equidistantes, sin cabeceras y  con la versatilidad de poder esquinarla para aprovechar el espacio.
Una posible sugerencia para pensar en su tamaño es la siguiente: para una media de seis comensales, la mesa tiene que tener 150 centímetros de largo, al menos 80 centímetros de ancho y una altura desde el suelo de 75-80 centímetros.
En este punto, también es fundamental analizar la utilización del espacio, en relación a los materiales, porque por ejemplo, si al comedor se le dará un uso intenso y diario, lo ideal es contar con muebles fácilmente lavables y fáciles de manipular, mientras que si la utilización es ocasional, podrán elegirse materiales más delicados, como maderas lustradas o elegantes tapizados.  
Mesas de madera, vidrio, mármol, aglomerados, materiales combinados, las opciones son múltiples. A ello deben sumarse las sillas, que actualmente se comercializan en los más variados estilos, combinan colores, géneros y texturas en líneas clásicas y modernas.   
Además de la mesa y las sillas, el mobiliario del comedor puede componerse de otras piezas; muebles auxiliares que colaboren a la organización del espacio sin entorpecer la circulación y aprovechando el lugar al máximo. Bodegas, vajilleros, modulares, mesas auxiliares y otras aptas para equipos electrónicos.
Quedan por destacar dos elementos que pueden aportar categoría y funcionalidad al comedor. Por un lado, la iluminación para estas estancias, en la que suele considerarse oportuno ubicar una lámpara sobre la mesa. Dependiendo la forma de la mesa, si es redonda o cuadrada una lámpara será lo ideal; mientras que si se trata de una mesa rectangular, podrán ser varias las lámparas.  
El otro elemento, que si bien no es tan común suele ser ubicado en algunos comedores, es una alfombra bajo la mesa. Algunos tips importantes en este caso: que sea resistente al lavado (ya que puede ensuciarse con mayor facilidad) y que sea más grande que la mesa con las sillas, sectorizando correctamente el salón.
Más allá de  las elecciones tomadas para diseñar el comedor, nos quedamos con el concepto de que se trata de un ambiente que es mucho más que un lugar para sentarse a comer. Es un espacio de reunión, de agasajo, donde el objetivo siempre es compartir con otro un momento especial.•

 


Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina