eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
Sillones bata

Hay muchas formas de seleccionar el color que dará personalidad a nuestros espacios; lo importante es que además de que se vea bien, nos ayude a transmitir lo que verdaderamente estamos esperando.

El color tiene su teoría, su lenguaje y su adecuada manera de combinarse, y se constituye, sin duda, como uno de los principales elementos en la decoración. Si logramos entender cómo funcionan, ya sea de manera individual o en armonía y contraste con otros, podemos crear climas y estilos muy particulares en los ambientes.
Muchas veces hablamos de los colores por lo que transmiten: frescura, luz, paz, pasión,  son solo algunos ejemplos. Pero realmente el color refleja algo de todo esto y está dado por las ondas que los colores liberan y por cómo lo recibe nuestro ojo.
Un poco de teoría sobre el color se explica diciendo que se utilizan tres parámetros para elegirlo. La tonalidad, que hace referencia al color propiamente dicho. La claridad, lo cual nos hacen parecer más claros u oscuros. Y la saturación, lo cual indica la pureza de estos colores, ya sea porque tienen más cantidad de blanco o de negro en su  composición, es decir, que son menos puros.
Para que la selección sea exitosa, debemos plantearnos qué función tendrá el espacio (descanso, lectura, estar) y de esta forma sabremos la sensación que debe transmitir el ambiente completo.


Tendremos también en cuenta cuánta luz ingresa en el espacio, por lo que a menor luz natural, colores más cálidos, y si por el contrario el espacio es más luminoso, podemos elegir tonos más fríos.
Se recomienda,  una vez elegido el espacio y siendo clara la tarea que se desarrollará allí, trabajar con las paletas de colores. El color elegido podrá ser acompañado por tonos dentro de la misma gama, más suaves o más oscuros (esto quiere decir, con más blanco o más negro en su mezcla). Por ejemplo: para un living seleccionamos el color naranja, que puede estar en una sola pared o formar parte de todo el ambiente o solamente estar en detalles de destaque, y será acompañado por tonos dentro de la misma gama para reforzar la idea.
Existen algunos consejos útiles que, según el caso, pueden ayudarnos a conocer la manera correcta en la elección del tono (color).
Para decorar ambientes grandes se pueden elegir colores oscuros e intensos. En espacios pequeños, por el contrario, los tonos claros y fríos harán que parezcan más amplios. Los colores vivos, cálidos y contrastados forman ambientes estimulantes y activos; en cambio los colores pálidos, discretos y neutros conforman espacios más relajados. Por eso los colores neutros son ideales para unir a colores puros y atenuar los más fuertes y dominantes, formando así un espacio interior unificado mediante un color protagonista.•

Fuente y Texto: Dis. de interiores Analía Vega. Sillones Bata.
Fotos: leandro arévalo | ESTILO PILAR 2010

 


Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina