eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
estetica_y_usos_multiples

Un trabajo de ampliación de una casa que se propuso dotar a la construcción de un nuevo espacio práctico y confortable. Manteniendo una coherencia con la vivienda original, ostenta un diseño vanguardista donde la luz es el elemento de conexión que permite destacar detalles.

Proyectar la ampliación para esta casa ubicada en el partido de La Plata, surgió de la necesidad de incrementar la vivienda, dotándola con un espacio que se presentara lo suficientemente flexible, donde la practicidad y el confort dieran respuesta a los requerimientos de la vida familiar.
De esta manera surge la propuesta, a cargo de la arquitecta María Florencia Liberatti, de anexar a la vivienda un bloque que se presente como un espacio de usos múltiples. Con esta característica principal, exhibe una autonomía que permite un funcionamiento independiente y que al mismo tiempo ostenta un potencial que lo convierte en el espacio de mayor actividad social, de esparcimiento y reuniones.
La propuesta de la intervención se presenta coherente con el planteo original de la construcción ya existente. Enarbolando la premisa de la seguridad, se presenta como un bloque con una apariencia compacta y cerrada hacia el exterior, invirtiendo el concepto hacia el interior.
Un gran plano vidriado, que cubre el ancho de la construcción, establece una continuidad visual con el patio y permite, al mismo tiempo, incorporar la mayor cantidad de luz natural. Asimismo, los ventanales se presentan como grandes planos que pueden ser desplazados, siendo el único elemento de la casa que dialoga con el patio, y se transforma en un gran espacio semi cubierto.


En la planta baja de la construcción, la imponente parrilla se presenta como la gran protagonista. A partir de ella, se diseña el espacio, el cual acompaña con soluciones buscadas y gran cura en los detalles a cargo de la paisajista Ivana Gervasio.
La decoración de la construcción fue inspirada en el pintor vanguardista holandés Piet Mondrian, quien trabajaba con los colores primarios más el blanco y el negro, con líneas bien definidas formando rectángulos y cuadrados. Este sector de la vivienda exhibe dos áreas confinadas bajo vidrios transitables. Se trata de espacios emplazados en el piso con divisiones de hierro en negro, con piedras de mármol de colores, cerrados con vidrio y marco de acero inoxidable.
La escalera, que comunica con la planta superior, se encuentra compuesta por escalones de madera amurados en voladizo. Debajo de ella se emplaza un muro de agua con figuras rectangulares en plenos de vinilo en negro, rojo y esmerilado, en tanto las juntas se presentan transparentes. La presencia del muro de agua se encuentra equilibrada con un cuadro en vidrio sobre el sector de tránsito de la escalera.
En lo que respecta a la planta alta, se desdibujan los límites de la sala de juegos, repitiendo así el concepto de la planta baja. Así, se produce una relación interior-exterior que permite una continuidad espacial con la terraza. Mediante una doble altura cocida con peldaños de madera, empotrados en una pared de piedra bañada por luz natural, se consigue unificar el espacio con la zona de la planta baja. Asimismo, le agrega una función estética y casi escultórica al elemento conector.
En tanto, en la zona de la pileta, las plantas seleccionadas para la decoración fueron el Phormium tenax bronze y los Ophiopogon japonicus, plantas fuertes y de bajo mantenimiento, conjugadas con el toque que aportan las flores de hierro en color rojo, ubicadas sobre macetones de cemento en negro ébano.
En el frente de la piscina, y manteniendo una continuidad con las líneas de dibujo realizados en el interior de la vivienda, se destaca un cuadro en chapa en colores negro, gris y rojo, el cual se encuentra enmarcado a los costados por dos grupos de tres bastones ornamentales de hierro con perforaciones, los cuales otorgan un cierto movimiento al presentar diferentes alturas y colores.
Los diferentes materiales que colaboraron en la concreción de este proyecto, como un espacio flexible, práctico y confortable para la vida cotidiana de una familia conformada por adolescentes con una vida social activa, fueron el vidrio, la piedra, la madera y la luz. Desde la sencillez del material, manteniendo una interrelación con la propuesta general, se logró amalgamar la luz con un espacio de usos múltiples, estético y funcional.~


Texto: Leandro Arévalo
Fuente: Arq. Florencia  Liberatti / Ivana Gervasio

PROYECTO
Arq. Ma.  Florencia Liberatti 
Tel (011) 15-5561-4805/ Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Solari_300

Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalWhatsApp
+54.0221.463-5641
La Plata, Buenos Aires, Argentina