eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido
ARQ--JAIME-SANAHUJA-ROCHERA-FOTO-LLUIS-CASALS

Ya sea de pequeña o gran envergadura, siempre tiene que tomarse en serio para poder llegar al resultado deseado sin gastar dinero de más.

Afrontar la reforma de una vivienda supone un gran desafío. Así se trate de una gran remodelación y reorganización de espacios, como de pequeños cambios en cuanto a la decoración elegida, emprender una obra de este tipo en nuestra casa siempre será importante por la influencia que tendrá en nuestra forma de habitarla, de sentirla, de vivirla.
La primera pregunta que nos hacemos muchos de nosotros es: ¿Contrato a un profesional o la hago yo?
Antes de adentrarnos en la aventura de hacer todo nosotros mismos debemos pensar en varias cuestiones y sobre todo preguntarnos si lo haremos porque nos gusta y tenemos la habilidad necesaria o es sólo porque queremos ahorrar dinero. Si la respuesta a este interrogante es la segunda, es altamente probable que nos veamos gastando mucho más de lo pensado por cometer varios errores.
Por otro lado, ¿disponemos del tiempo suficiente para proyectar, planificar, calcular los materiales necesarios, buscar los mejores precios y completar todas las fases del trabajo satisfactoriamente? En este sentido nunca debemos perder de vista que nuestro tiempo también nos cuesta dinero.
La mayoría de las veces tampoco contamos con las herramientas idóneas para realizar diferentes tareas con lo cual tendremos que sumar a nuestro presupuesto el alquiler o la compra de las mismas.
Por último, y no por esto menos importante, todo lo que atañe a nuestra salud y seguridad. Algunos trabajos requieren un esfuerzo físico importante que pueden causarnos lesiones y otros pueden ser de alto riesgo como son las tareas relacionadas con la electricidad.


En conclusión, si bien muchas personas podemos tener el preconcepto de que contratar un profesional dará por resultado un aumento de los costos, lo más probable es que sea al revés sobre todo si hacemos un “Análisis de Costo-Beneficio”. Los profesionales especializados en Arquitectura y/o Decoración además de tener los conocimientos y la capacidad para realizar este tipo de trabajos, nos asesorarán eficientemente sobre las distintas posibilidades que tenemos para que nuestras ideas se logren plasmar en la realidad en forma satisfactoria.
Así, contratando a alguien, nuestro trabajo sólo se resumirá a tener una idea clara de qué es lo que queremos lograr, ya sea estética o funcionalmente,  y hacerse del tiempo suficiente para tener las entrevistas que sean necesarias para poder transmitir nuestros gustos e ideas a la persona idónea para que ésta lo refleje en el diseño y trabajo final.
Es importante destacar que, dependiendo las características del trabajo que necesitemos, podemos entrar en la disyuntiva respecto a qué profesional necesitamos. Sin embargo, es importante saber que la tarea desempeñada por decoradores y arquitectos es, muchas veces, complementaria y siempre se enriquece el producto final cuando trabajan juntos.
Una vez aceptado el proyecto y presupuesto entregados por el/los profesional/es hay que tener muy en cuenta que todos los cambios de opinión que desarrollemos durante el proceso de la remodelación se verán reflejados en el presupuesto; por eso es importante definir objetivos e ideas claras y precisas, para evitarnos sorpresas.
Estos son sólo algunos simples consejos a tener en cuenta a la hora de tomar pequeñas y grandes decisiones para mejorar nuestros hogares, cumpliendo nuestras expectativas, y mejor aún, superarlas profesionalmente.•

Fuente: Diseñadora de Interiores Analía Vega | Sillones BATA

 


Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina