eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Sustentabilidad. Los primeros proyectos de piletas naturales surgieron en Alemania y Austria a principios de los años ‘80. Actualmente las biopiscinas son un campo abierto a la interdisciplina y la experimentación.

Las biopiscinas, también llamadas ecopiscinas, piletas ecológicas, piletas naturalizadas, son piletas diseñadas para el nado y la recreación al igual que las convencionales, en las cuales mediante la incorporación de un filtro biológico con plantas y bacterias se mantiene el agua limpia y transparente sin el empleo de productos químicos tóxicos como cloro, alguicidas, ácidos, decantadores, etc.
Este tipo de piscinas tienen una zona de nado y una zona de regeneración, o biofiltro, que es en sí mismo, un ecosistema creado; es el encargado de filtrar y purificar el agua de la zona de nado. Este proceso de depuración biológico es exitoso gracias a las plantas y la comunidad de bacterias benéficas que se establecen en el sustrato por el cual pasa el agua que viene de la zona de nado, la cual se recircula mediante una bomba hidráulica.
Existen muchas formas de abordar el diseño de este tipo de piletas. Así como en las convencionales, las formas y tamaños pueden ser muy diversos, pero se distinguen por el uso de este filtro biológico mencionado.
Esta área de filtrado puede estar incorporada o separada de la zona de nado, lo cual amplía aun más las variables del diseño. Con el biofiltro separado podemos lograr tener una pileta de aspecto clásico, sin perder la calidad de agua de nado y otras prestaciones del biofiltro, incluso aprovechándolo para mejorar el aspecto de otro sector del jardín. Este sistema puede incorporarse a piletas cloradas tradicionales ya construidas generando una conversión.
Las ventajas son muchas, pero las más destacadas son: el agua no daña la piel al no utilizar cloro; mejora la experiencia del nado, ya que se pueden abrir los ojos abajo del agua, y a su vez se pueden ver plantas acuáticas desde otra proximidad; la pileta deja de ser un área estanca para integrarse al paisaje; es en sí misma un jardín acuático, aportando belleza en todas las estaciones del año; es amigable con el medioambiente al no utilizar productos químicos industriales, y por ser en sí misma un ecosistema. Promueve la vida más sustentable y el compromiso con el entorno; permiten diseños más libres y son un jardín en sí mismo; el mantenimiento es más ameno, está más relacionado con la jardinería que con la química; puede aumentar el valor de la propiedad; puede ahorrar energía o dinero en la construcción y mantenimiento, según su diseño y nutre el vínculo del hombre con la naturaleza, al invitarnos a contemplar los ciclos naturales.

Fuente y fotos: Valentín Asprella. Licenciado en Artes Plásticas (UNLP)
Especialista en planeamiento paisajista y ambiente (UNLP). SINCRON Estudio

Proyecto de Biopiscina en City Bell


Conceptualización del proyecto: La escala del lote (900 m²), el jardín silvestre existente, y la arquitectura de la vivienda, llevaron al Estudio SINCRON a pensar una pileta de formato rectangular donde uno de los 4 lados del cajón contenedor se expande a un estanque natural que recorre el centro del terreno, emulando la imagen de una vertiente natural.
La piscina está contenida por un sector plano de césped donde el borde queda bien definido y materializado; en otro de los lados se diseñó un solárium de madera y el otro lateral se funde con un estanque natural donde el límite se diseñó con un desborde infinito y el agua de la piscina rebalsa al estanque.
Este proyecto generó algunas reformulaciones del jardín preexistente. Se logró integrarla al paisaje como si hubiese sido planteada desde un comienzo. Destacando la belleza del paisaje natural se utilizaron un 100% de especies autóctonas, correspondientes al ambiente ribereño.
Diseño y construcción: Esta piscina es de espacio acotado para el nado; fue más bien diseñada para refrescarse y poder compartirla con un grupo acotado de personas; igualmente se cuidaron las medidas para permitir a un adulto zambullirse de cuerpo entero, y que los niños puedan tirarse desde afuera sin golpearse con los bordes. Se diseñó un escalón que sirve para sentarse con el agua sobre el abdomen y a su vez como un sector para que jueguen los niños.
En la zona de regeneración un muro queda oculto debajo del pelo de agua.
Además del sistema de filtrado específico del biofiltro, se incorporó un filtro estándar para utilizar la prestación del skimmer y el barrefondo.
Referencias del manejo/mantenimiento: A partir de la estabilización del sistema de filtración biológico, se mantuvo el agua limpia y trasparente, pasando un barrefondo convencional aproximadamente 2 veces por semana; el sistema de recirculación está automatizado, por lo tanto sólo requiere de ajustes eventuales a medida que el sistema evoluciona o en los cambios de estación.
A su vez, tiene un sistema de skimmer convencional que permite recolectar materia orgánica que cae en la superficie. Este sistema también está automatizado, por lo tanto se reduce al mínimo la intervención del mantenimiento. Se puede incorporar el robot barrefondo (dolphin); de esta forma lo único que se debe hacer es monitorear el correcto funcionamiento del sistema, reprogramar las automatizaciones en cada estación, y dedicarle cada tanto un limpieza a las plantas, principalmente retirando el follaje y flores marchitas para evitar que ese residuo se descomponga dentro del agua.

Diseño y ejecución: Estudio Sincron
Ubicación: City Bell. Vivienda familiar.
Ejecución: 2017
Sist. constructivo: mampostería. Revestimiento: microcemento
Superficie espejo de agua: 20 m²


Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina