eyc
Newsletter
Por favor, ingrese un email válido

Wainscott, Nueva York. Obra del afamado arquitecto Maziar Behrooz y su equipo, la expansión de la Casa Sayres y Hanging Garden asombra por su fuerza creativa y su empeño funcional.

La Casa Sayres está situada en Wainscott, un pequeño poblado perteneciente al este de Los Hamptons. Los Hamptons son esos balnearios de Long Island que, como se sabe por algunas series y películas filmadas en el país de Obama –Revange, Sex and the city, entre otras- son preferidos por la clase alta neoyorkina, sea para veranear, sea para afincarse en ellos y alejarse así del mundanal y contaminante ruido de la metrópoli.
Allí, hace no mucho tiempo una pareja ya entrada en años levantó parte la casa que usted ve, la parte a la que corresponde el techo a dos aguas. Luego encargó al estudio  de Maziar Behrooz una ampliación capaz de ofrecer espacio para los hijos, para la exhibición cabal de sus obras de arte, para una envidiable biblioteca, para que habitara el casero, además de una piscina y otras zonas dedicadas al esparcimiento.
La única interdicción era que el núcleo original de la vivienda, puesto que era nueva, permaneciera en lo posible intocado.
Paradojas al margen, pese a haber tomado tal interdicción como un dogma y aún cumpliendo con todos los requerimientos espaciales de los clientes, los arquitectos modificaron por completo la imagen original de la casa, generando un conjunto único logrado a través de una ampliación que sólo podría calificarse de asombrosa.


Para ello abrieron el núcleo original, en el que se decidió que permanecieran el estar-comedor y la cocina, mediante el corredor traslúcido que conecta con la nueva edificación de dos plantas en la que se acomodarán la biblioteca, las habitaciones de los hijos y la suite matrimonial. El espacio para el cuidador está dado por una construcción que, al igual que la matriz, cuenta con un techo a dos aguas, sólo que asimétrico. Los edificios gozan de una relativa autonomía (más aún el del cuidador) que sin embargo no rompe la idea de unidad y de conjunto generada, entre otros recursos, por el hecho de que los techos escalonados y horizontales de la edificación de Maziar Behrooz toman como línea de referencia el de dos aguas de la casa primera.
La apuesta por la integración no afecta únicamente a las edificaciones en sí mismas sino que alcanza a la relación entre estas y el paisaje: esos techos son también terrazas en la que se ha implantado vegetación de bajo mantenimiento. Mediante este expediente la casa se une al verde del extenso predio embellecido por un estanque y a la granja vecina a la que enmarca y con la que establece una complicidad.
La elección de hacer de los techos terrazas verdes no se debió únicamente a razones estéticas: Wainscott es una zona de excesivas lluvias y la vegetación escogida ayuda a reducir el exceso de agua; con el mismo fin, los jardines que cubren las superficies adyacentes del segundo piso terminan en canalones de acero que están diseñados también como maceteros.

En cuanto a la distribución, las habitaciones se reparten elevándose de forma irregular por sobre un luminoso centro, pleno de áreas vidriadas. Esta elevación permite mirar las obras de arte con la debida luz y distancia. El impactante piso rojo de resina acompaña las distintas alturas consolidando el área. En el extremo de esta planta se ubica la biblioteca que se abre a un espacio semicubierto conectado directamente a la piscina. Este semicubierto está dado en realidad por el gran balcón de la suite que ha sido ubicada en el segundo piso con atención a la privacidad de los moradores.
La piscina, cuyos ángulos al igual que los de la mayoría de la nueva construcción evitan los 90°, acompaña todo el recorrido de la ampliación y gracias a la preeminencia del vidrio traslada la calma del agua a los interiores. En estos, debido a la mencionada oblicuidad, se han creado imprevistos recodos, ideales para alojar las obras de arte que hacen al patrimonio familiar.
De este modo, con una creatividad que parece no tener otro límite que los deseos de los clientes y teniendo en cuenta los aspectos funcionales y ecológicos, Maziar Behrooz y su equipo han llegado a esta asombrosa ampliación.

Texto: Soledad Franco
Fotos: Matthew Carbone Y  Mark Roskams CEDIDAS por Maziar Behrooz Architecture.

[ INFORMACIÓN ]
Nombre del proyecto: Sayres House & Hanging Gardens
Tipo de proyecto:  Vivienda unifamiliar
Ubicación: Wainscott, NY, USA
Realización: 2012

[ PROYECTO ]
Maziar Behrooz Arquitectura
Equipo:  Maziar Behrooz AIA, Frederic Debackere, Marybeth Finegan, Paul Duplessis
www.mbarchitecture.com


Suscribite a nuestro newsletter y recibí noticias de arquitectura y decoración

Por favor, ingrese un email válido
Arquitectura y decoración

datafiscalTel. 0800.666.0983
+54.0221.483-0074
Fax: +54.0221.422-5938
Av. 19 #668, Torre 1 PB (B1900TQM)
La Plata, Buenos Aires, Argentina